Tiroteo en Iquique: Ejército despide a los soldados fallecidos

Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Slider_HT-1360x497.png
Publicado:

| Periodista Digital: Cooperativa.cl

El sargento segundo Fernando Zamorano Fuentes y el cabo primero Pedro Benavides Ramírez fueron velados en la iglesia Virgen de los Rayos.

Mientras que el autor de los disparos, el conscripto Marco Velásquez, fue velado en una funeraria.

Los dos soldados muertos a manos de un conscripto que luego se suicidó en la Escuela de Caballería Blindada en Iquique fueron velados en la Capilla Militar Virgen de los Rayos, ubicada a un costado del Regimiento Granaderos.

El féretro del cabo primero Pedro Benavides Ramírez (31) fue trasladado con honores en un avión de la Fuerza Aérea (FACh) hasta Chillán, donde fue llevado a Cobquecura.

Mientras que los restos del sargento segundo Fernando Zamorano Fuentes (39) fueron llevados alrededor de las 15:00 horas hasta el mausoleo del Ejército en el Cementerio General Número 1 de Iquique.

En el caso del soldado conscripto Marco Velásquez González (18), quien fue velado en una funeraria, iba a ser trasladado hasta Arica para ser cremado.

Sin embargo, la familia del autor de los disparos decidió postergar la cremación para que se puedan realizar otros peritajes y se defina lo que ocurra con la investigación.

Según explicaron desde la institución castrense, los tres soldados tuvieron las posibilidades de ser despedidos con los mismos honores en las dependencias del regimiento, pero las familias no quisieron reunirse en esta oportunidad, informó la periodista de Cooperativa, Daniela Esquivel.

La banda del Ejército realizó los honores a la salida de los cuerpos de Benavides y Zamorano desde la capilla militar a los carros fúnebres.

Hermano de conscripto: «Nunca lo mandaron a un tratamiento»

Respecto a la investigación sobre presunto bullying o acosos que sufría el conscripto, su hermano acusó que posterior a un intento de suicidio no hubo un tratamiento médico al soldado.

Según detalló su hermano, Germán Velásquez, en un momento, «lo vio una psicopedagoga en práctica, una estudiante. Ella diagnosticó, en ese poco tiempo, depresión grave. Ella dio aviso, dio a conocer, informó a sus superiores militares y le dijeron que hasta ahí no más llegaba su trabajo, que ella no podía tratar a Marco. No hubo ningún control. Al tiempo después, (la psicóloga) vio al Marco y le preguntó si es que fue al psicólogo, y él le respondió que no porquelo mandaban a hacer guardia o a trabajar o a otros lados, pero nunca lo mandaron a un tratamiento«.

En tanto, una estudiante que tuvo contacto con el conscripto explicó que «los primeros días, cuando le hice la entrevista, me ocurrió esto, como quedé impactada lo comenté a mis cercanos, a mis compañeros y yo dije ‘tengo que hacer algo’. Él está mal, él debería estar hablando con una psicóloga. Yo hablé con las personas correspondientes, informé, lo precaví, lo dije. Pero no se tomaron cartas en el asunto«.

«(Le dije a) mi supervisor en la práctica ‘¿qué puedo hacer con esto que está pasando?’ y me dijeron que lo que podía hacer era que él hable con la psicóloga», explicó.

En tanto, la cuñada del joven denunció que no se les dejó vestir ni examinar el cuerpo del joven.

«Se nos pidió que teníamos que llevar ropa para vestir al Marco. Yo y Germán, mi pareja, bajamos con la ropa, la fuimos a entregar y preguntamos a qué hora mis suegros podían venir a vestirlo o quién podía y nos dijeron que no, que no nos preocupáramos porque lo iban a entregar vestido. No se nos permitió revisarlo, los papás no tuvieron ningún momento para poder revisar el cuerpo de Marco», aseguró.

Hospital dice que joven pidió «alta voluntaria»

En tanto, desde el Hospital de Iquique, confirmaron que el joven ingresó al recinto el pasado 21 de diciembre, «por el servicio de Urgencia y acompañado de un enfermero de su institución».

Según el comunicado emitido por la institución, tras ser evaluado fue ingresado a la Unidad Hospitalaria de Cuidados Intensivos Psiquiátricos, donde se mantuvo con tratamiento por los tres días que duró la internación. En la comunicación informaron también que el joven decidió pedir el alta voluntaria del establecimiento, que también fue firmada por un familiar.

«Cabe destacar que todos los pacientes que solicitan su alta, lo hacen conociendo su estado y dejando constancia de que entienden las indicaciones médicas, y que se hacen responsables por cumplir con las recomendaciones que les entregan. En este caso firmaron tanto el paciente como un miembro de su familia, además de estar su institución en conocimiento del caso, lo que quedó plasmado en la ficha clínica», dice el comunicado.

 

Fuente: http://www.cooperativa.cl

¿Cómo evitar denuncias por Negligencia Médica?. Ficha Clínica Electrónica HistoMed, es la mejor forma de evitar denuncias por Negligencia Médica.

Publicado en Ficha Clínica y/o Negligencia Médica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *