Chile. Hospital aplicó violencia obstétrica contra mujer como “medida disciplinaria”

La Corte de Apelaciones de Concepción acogió este viernes un recurso de protección presentado por una interna de la sección femenina del Centro de Cumplimiento Penitenciario Concepción, y ordenó al Hospital Guillermo Grant Benavente revisar y adecuar los protocolos de actuación para no repetir situaciones de violencia obstétrica. En un fallo unánime, la Tercera Sala del […]

La Corte de Apelaciones de Concepción acogió este viernes un recurso de protección presentado por una interna de la sección femenina del Centro de Cumplimiento Penitenciario Concepción, y ordenó al Hospital Guillermo Grant Benavente revisar y adecuar los protocolos de actuación para no repetir situaciones de violencia obstétrica.

En un fallo unánime, la Tercera Sala del tribunal de alzada estableció un actuar “arbitrario e ilegal” del centro asistencial al dar de alta a la paciente Valentina Córdova Durán -quien había tenido un embarazo complejo- luego de solo 7 horas de ocurrido el parto, esto como una “medida disciplinaria”.

Por otra parte, se advierte que el hospital no administró la anestesia requerida para calmar los dolores de las contracciones uterinas de la afectada, lo que fue igualmente calificado por la Corte como una decisión “arbitraria, por cuanto no se aprecian fundamentos ni razones que impidieran racionalmente aplicarla”. Junto con ello, se apunta que Valentina Córdova  la pidió “expresamente”.

Hospital Guillermo Grant Benavente

El tribunal concluye señalando que lo ocurrido ha “afectado la integridad física y psíquica” de la paciente “desde que experimentó un dolor y sufrimiento innecesario por no recibir la anestesia solicitada –evidenciando un supuesto típico de la denominada ‘violencia obstétrica’– y porque, además, se vio expuesta a no contar con las atenciones post parto de rigor en virtud de un alta médica precipitada y caprichosa”.

Se sostiene, además, que se trató de “un acto discriminatorio en razón de ser una interna de un centro penitenciario privada de libertad”. A juicio del tribunal, tal “medida disciplinaria” no se habría aplicado “a una mujer que no estuviere en tal condición carcelaria”. Dicha discriminación -añade la Corte- “comenzó desde el momento mismo de registrar sus datos en la ficha clínica y que se materializó consignando su ‘falta de colaboración’, desconociendo el estado de vulnerabilidad en que se encontraba, atendido que padecía un trastorno bipolar agresivo y que se encontraba en pleno proceso de parto”.

La justicia ordenó al Hospital Guillermo Grant Benavente “revisar y adecuar sus protocolos de actuación, conforme a la normativa internacional suscrita por Chile, en materia de atención a mujeres privadas de libertad, embarazadas y/o con hijos lactantes, debiendo informar las medidas adoptadas dentro de un plazo no superior a treinta días”.

Fuente: https://kaosenlared.net

Publicado en Ficha Clínica y/o Negligencia Médica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *