NUEVO DICCIONARIO DE LA REAL ACADEMIA PARA EL ADULTO MAYOR

Cuando se alcanza la mayoría de edad considerable y se almacenan muchos almanaques, nos cambia hasta la manera de hablar, inclusive con los contemporáneos. El primer tema recurrente es la salud. Y el vocabulario cambió toralmente. Somos expertos conocedores de nuestras dolencias, y enfermedades. Tenemos experticia en medicinas, en recetas caseras. Nuevas experiencias curativas. Afamados médicos, experimentados curanderos. Terapistas para las dolencias físicas, emocionales y espirituales. “Hugo es el mejor fisioterpeuta de la región”. Los olvidos frecuentes. Cada día es más especializada la atención médica. Y los trámites más complicados. Las fichas, el sistema, las secretarias, los pasantes, los celadores. “La cita es solo por teléfono”. Al fin la cita médica. La atención rápida, y la orden para exámenes de laboratorio. En ayunas, otra ficha, el sistema, las dependientes, los pasantes, el celador. La lista de los exámenes de laboratorio es extensa: Cuadro hemático, creatinina, Bum, antígeno prostático, y su consecuente tacto rectal, Glicemia, TGO Y TGP, perfil lipídico, ácido úrico, trasaminasas, bilirrubina, parcial de orina, Tsh, T3, T4 , factor reumátoideo, proteínas, Cpk total, Urocultivo, coprológico. Pero sólo los que el sistema le indique. Conseguir la autorización para la ecografía, radiografía, en especial de rodillas, resonancia o tac. M.a.p.a, para la tensión arterial. Holter 24 horas, depuración de creatinina. Otra vez la cita médica. Lo curioso es, que pareciera que a todos los afiliados a mi Eps, le hubieran dado cita para el mismo día, porque la concurrencia es altísima. Y cada cual cuenta su experiencia, cuando es cita de control. También se cuenta la experiencia de cuando hemos estado enfermos, o sometidos a una operación. En estos días se conmemora un año de la exitosa operación de corazón abierto de un amigo. O la recurrente gripa por la inestabilidad del clima. La permanente tos. El dolor en las rodillas. Acudir a los servicios de salud para el adulto mayor es tarea larga y tediosa y eso que tenemos todo el tiempo, para si mismo. Para el adulto mayor no hay prioridad. Pero en términos generales, somos bien atendidos y oportunamente. Hemos tenido que aprender ese nuevo vocabulario de la salud, y sobre todo, saber esperar, diligenciar formularios, respetar los turnos. Acatar órdenes, en especial de los sistemas. Seguir instrucciones, ordenar los documentos, la historia clínica, no olvidarlos para la próxima consulta, cumplir los horarios asignados, con quince minutos antes. Y siguen más recomendaciones. El otro tema recurrente es el cambio climático. Y esto ya no es político, es realidad. Nos tocó a nosotros. Nos hizo cambiar el repertorio conceptual y el actitudinal. El marco teórico y el procedimental. Nos hizo incrementar la Inteligencia Ecológica, la cual según Daniel Goleman es “la capacidad de vivir tratando de dañar lo menos posible a la naturaleza. Consiste en comprender qué consecuencias tienen sobre el medio ambiente las decisiones que tomamos en nuestro día a día e intentar, en la medida de lo posible, elegir las más beneficiosas para la salud del planeta.” A la par que, expandir la Conciencia Ciudadana que de acuerdo con Adela Cortina “es mucho más que tener una patria, un documento de identidad o pertenecer a una sociedad. Los seres humanos no estamos solos. Conformamos familias, grupos y vivimos en ciudades o pueblos, es decir, en hogares públicos o espacios de necesidades y aspiraciones públicas y de la justicia distributiva., para poder existir en convivencia pacífica”. Y este sí es un vocabulario nuevo. Ya no es cuestión de los demás o de otros países. Aquí en nuestra region, sentimos los cambios que genera la inestabilidad climática y sus consecuencias en humanos, animales, en los cultivos, en el medio ambiente en general. Se hizo perentoria la urgencia de cambiar, sino perecemos. Y este es el tema de nuestra próxima sesión, al fin, no dejamos de ser profesores. Enseñamos y aprendemos cuando conservamos.

Fuente: https://www.elquindiano.com/

Publicado en Ficha Clínica y/o Negligencia Médica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *