Coronavirus en la Argentina. «No es un lugar donde haría atender a mi padre», dijo una médica arrepentida del Centro de Salud Norte

Gabriel Di Nicola,  lanacion.com,

«El Centro de Salud Norte (CSN) no es un lugar en que haría atender a mi padre. Hay muchas deficiencias. En invierno la gente se muere de frío y en verano se muere de calor», sostuvo como imputada arrepentida la médica Ana Bellusci.

Así lo sostuvo a LA NACION una calificada fuente judicial. Hasta su detención, Bellusci era la coordinadora médica del CSN, situado en Villa Adelina, Vicente López. La clínica y sus autoridades son investigadas por «propagación dolosa del coronavirus», después de que se descubriera que una paciente falleció víctima del Covid-19 sin un diagnóstico y sin un tratamiento acorde a la enfermedad.

Cómo reveló Infobae, Bellusci, el director médico, Jorge Pinzetta Martínez, y el sindicado dueño del CSN, José Teitelbaum, fueron detenidos por orden de la jueza federal de San Isidro Sandra Arroyo Salgado, a pedido del fiscal Fernando Domínguez.

La investigación comenzó con una denuncia de la familia de Fátima Cellini, una paciente de 65 años que falleció el 6 de abril pasado después de haber estado internada un mes en el CSN. Según un dictamen del fiscal Domínguez, «pese a haber manifestado síntomas que produce el Covid-19 no le realizaron el correspondiente hisopado para confirmar o descartar la presencia de dicho virus».

IFE Anses de junio: ¿cómo y cuándo cobro la segunda ronda del ingreso familiar de emergencia?

Según el fiscal Domínguez, al fundamentar los pedidos de detenciones, hubo una serie de «conductas desplegadas por quienes tienen bajo su responsabilidad el funcionamiento de dicho centro de salud, que propiciaron las condiciones para el surgimiento de un foco altamente infeccioso con un impacto lesivo de incalculables dimensiones».

Después de la confirmación de que Cellini murió de Covid-19 se ordenó testear a todos los familiares de la víctima, al personal de la casa velatorio que se encargó del sepelio, a los ambulancieros y a empleados del CSN. Los estudios médicos determinaron que la mayoría de las personas dieron positivo de coronavirus. Además hubo una segunda paciente fallecida.

Arrepentida

Bellusci pidió declarar ante el fiscal Domínguez como imputada arrepentida, acuerdo que fue homologado por la jueza Arroyo Salgado, que en las últimas horas decretó el secreto de sumario. Después, la médica fue incorporada al Programa Nacional de Proteccion a Testigos e Imputados, según explicaron a LA NACION fuentes judiciales.

«En relación a las historias clínicas en este último período se adulteraron muchas. Se completaban días que no estaba la evolución diaria del paciente. Se escribían evoluciones médicas que no habían existido. Todo esto se hacía para que quede prolija la historia clínica por si los familiares pedían copias», sostuvo la imputada arrepentida en su declaración, según pudo reconstruir LA NACION de fuentes judiciales.

El CSN trabaja con afiliados del Programa de Atención Médica Integral (PAMI). La declaración de la médica arrepentida tambien puso al descubierto otras irregularidades en las prestaciones.

«Quiero decir también otra cosa que pasaba en la clínica con las llamadas órdenes de prestación, que es diferente al sistema de capitas, porque se facturan. Por eso, en los casos de pacientes que estaban por órdenes de prestación se inventaban estudios para cobrar más, es decir se sobrefacturaban. También, como la cama de terapia es más cara que la de sala, se pasaba como si fuese una internación de terapia», sostuvo Bellusci, según la fuente judicial consultada.

Sobre las medidas sanitarias y preventivas para combatir el Covid-19, la arrepentida habría dicho: «La realidad es que los insumos no eran suficientes para cumplir con los protocolos. Por orden de la gerencia había que resguardar y no malgastar el material. A la gente que entraba a la clínica desde el exterior no se le daba equipo de protección ni se le evaluaban síntomas. Se les daba una ficha en la entrada en las que tenían que consignar si tenían síntomas. Creo que esto se dispuso desde que se decretó la pandemia, y fue por orden de Pinzetta Martínez».

Clausura municipal

El viernes pasado, un día después de las detenciones de los imputados, la Municipalidad de Vicente López hizo una inspección en la clínica y la clausuró. Según fuentes oficiales, los inspectores encontraron que la instalación eléctrica era defectuosa, no se logró verificar el control físico de plagas, no se observaron rejillas en el sistema pluvial, descubrieron alimentos mezclados con productos químicos y los detectores de humo estaban rotos y sucios, entre otras anomalías.

Según el dictamen del fiscal Domínguez, el Ministerio de Salud bonaerense alertaba a las autoridades del CSN de las inspecciones y controles previstos. El representante del Ministerio Público pidió que se ordene a la Región V del Ministerio de Salud bonaerense que «remitan el detalle de todas las inspecciones y/o auditorías realizadas en el Centro de Salud Norte durante los años 2018, 2019 y hasta el mes de marzo de 2020 inclusive».

Fuente: https://es-us.noticias.yahoo.com/

Publicado en Ficha Clínica y/o Negligencia Médica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *