Derecho de los pacientes con COVID-19: La pelea entre autoridades que cuestiona la confidencialidad de los diagnósticos

Por: El Desconcierto / Publicado: 24.04.2020

Desde que el virus aterrizó en el país, los ediles de distintas comunas han presionado al Ministerio de Salud para que les entregue la información de aquellos con resultado positivo. La autoridad de gobierno ha señalado que es inconstitucional y que es parte de los derechos de quienes se atienden en el sistema de salud (público y privado). Contraloría reforzó este aspecto en un dictamen publicado el lunes pasado, pero pese a ello, un grupo de senadores ingresó un proyecto de ley para que los alcaldes pudiera tener acceso a los datos de los mismos testeados. ¿En qué terminará este conflicto, cuando lo peor de la pandemia, según la OMS, está por venir?

Uno de los efectos que el coronavirus ha tenido a nivel de comportamiento ha sido la persecución en contra de quienes han sido expuestos públicamente como casos positivos. Detrás de este conflicto hay un tema constitucional: los derechos (y deberes) de los pacientes, y más en particular, en lo que respecta a la protección de datos.

La discusión entre autoridades del gobierno central (el ministro de Salud) y los representantes locales (alcaldes) ha ido en la línea de que estos últimos puedan manejar esa información, a fin de ejecutar un control más eficaz de la misma pandemia. Sin ir muy lejos, la Contraloría se pronunció hace algunos días al respecto.

En el dictamen 8.113, fechado el 20 de abril pasado, el órgano fiscalizador repasó el artículo 19 de la Constitución, que resguarda el derecho a la honra de la persona y su familia, además de la protección de datos. También mencionó la ley 20.584, relativa a los derechos y deberes de quienes se atienden en los distintos sistemas de salud, donde se menciona que “dicho precepto que toda la información que surja, tanto de la ficha clínica como de los estudios y demás documentos donde se registren procedimientos y tratamientos a los que fueron sometidas las personas, será considerada como dato sensible”.

En la misma línea,  aclararon que “la información de salud relativa a los pacientes que hayan sido diagnosticados con COVID-19, forma parte de la ficha clínica de cada uno de ellos y, en consecuencia, constituye un dato sensible que solo puede ser objeto de tratamiento -esto es, puede ser extraído, disociado, comunicado, cedido, transferido, transmitido o utilizado en cualquier otra forma-, en lo que interesa, cuando la ley lo autoriza expresamente”.

¿Qué dijeron sobre la solicitud de los alcaldes de tener esta información? “No resulta procedente la entrega a tales entidades o autoridades de información de salud relativa a los pacientes que hayan sido diagnosticados con el denominado COVID-19, sin su consentimiento”.

Con todo, fuentes aseguran a El Desconcierto que ya en algunas municipalidades los mismos ediles han promovido e invitado a revelar información de los portadores.

El siguiente nivel de la discusión llegó a la Cámara Alta: los senadores Jaime Quintana (PPD), Carolina Goic (DC), Manuel José Ossandón (RN), Guido Girardi (PPD) y David Sandoval (UDI), presentaron un proyecto de ley para facilitar a los alcaldes el acceso a la información de estos datos reconocidos como “sensibles”.

“Controversias diarias entre el Minsal y alcaldes debe terminar por el bien de la salud de los chilenos (…) Presentamos una iniciativa para permitir acceso a datos de pacientes de manera restringida”, escribió en su cuenta en Twitter el senador Quintana.

El proyecto de ley considera que la información de los pacientes “podrá ser entregada total o parcialmente, a los alcaldes conforme a lo dispuesto en el artículo 13 de la misma, única y exclusivamente durante esta emergencia sanitaria, cuando estos tengan conocimiento, debidamente comprobado, que una persona de su comuna padece la mencionada enfermedad”. El objetivo es gestionar “atenciones específicas de carácter asistencial”. La condición es que el alcalde o alcaldesa debe contar “con el consentimiento explícito de quien padece la referida enfermedad”.

Por cierto, los mismos senadores le pidieron al gobierno modificar la urgencia del proyecto para su rápida tramitación.

Pero uno de los grupos con mayor data en cuanto a la defensa de la confidencialidad de los estados médicos, las personas viviendo con VIH, ve opciones de discriminación y estigmatización en la idea parlamentaria. Víctor Hugo Robles, reconocido activista en el movimiento, advierte: “Nuestro temor es que esta modificación legal implique abrir la puerta para que sean conocidos los estados clínicos de estas personas. Es necesario que se mantenga esta ley. Las personas enfermas tienen derechos y es necesario resguardarlos”.

Dadas las condiciones actuales, va más allá: “Habría que hablar de una defensoría de los derechos de los pacientes”.

 

Desde la Comisión Chilena de Derechos Humanos, el presidente Carlos Margotta precisó que el acceso a los datos personales de los ciudadanos en situaciones excepcionales “debe ser prontamente abordado por los órganos competentes de las naciones unidas”, pues su preocupación va en la permanencia de la vigilancia.

“Existe el fundado temor a que la tecnología de vigilancia, invocada como legítima herramienta para enfrentar situaciones excepcionales como una guerra o una pandemia, se transforme en un instrumento de uso permanente para obtener otros fines, como el debido control por parte del Estado de sus ciudadanos”, señaló.

En la misma línea de la pérdida o modificación de ciertos derechos en desmedro de los ciudadanos, Robles advierte la opción de integrar este mismo proyecto a los ya aplicados en movilidad (toques de queda, por ejemplo). “Lo complejo es que estos mismos derechos llagaran a desaparecer, incluso la esa sola opción”, teme.

Fuente: https://www.eldesconcierto.cl/

Seremi de Salud confirma que joven fallecido por coronavirus en Rancagua no tenía enfermedades de base

21 de Abril de 2020.-

Tras confirmar que esta persona no tenía otras patologías que agravaran su condición, Daniela Zavando dijo que «tenemos mucho que aprender del Covid-19».

En el balance diario por coronavirus la seremi de Salud, Daniela Zavando, confirmó este martes que el joven fallecido por coronavirus en Clínica Isamédica de Rancagua «no tenía enfermedades de base».

Junto con enviar las condolencias a la familia, la autoridad dijo que los padres del joven de 26 años «nos pidieron de forma expresa que respetáramos su dolor», y que por eso el lunes, el día del deceso, «mantuvimos el silencio».

Tras confirmar que esta persona no tenía otras patologías que agravaran su condición, la seremi Daniela Zavando dijo que «tenemos mucho que aprender del Covid-19».

Clínica Isamédica detalla cómo se deterioró estado de salud del joven

Mediante un comunicado Clínica Isamédica de Rancagua expresó que el primer fallecido por coronavirus en la región se encontraba internado en la Unidad de Pacientes Críticos (UPC) desde el 21 de marzo.

“Al momento de su ingreso a la unidad, el paciente presentaba regulares condiciones generales, con franca dificultad respiratoria y requerimientos de oxígeno, por lo que se le realizaron exámenes que confirmaron la presencia de una neumonía multilobar con alta sospecha de infección por Covid-19, la cual se confirmó el día 24 de marzo de 2020”, indicaron desde el recinto médico.

Junto con ello, la clínica agregó que “debido a su estado se decidió la intubación precoz, presentando una evolución satisfactoria y estable dentro de su gravedad, condición que mantuvo hasta el día 7 de abril de 2020, donde presentó un deterioro hemodinámico y ventilatorio que terminó en un paro cardiorespiratorio, del cual se recuperó después de recibir maniobras de reanimación avanzada”.

Posteriormente, el paciente “persistió en estado de gravedad, requiriendo drogas vasoactivas y sedación profunda, sospechando la presencia de un cuadro de encefalitis asociada que lo mantuvo en extrema gravedad hasta el momento de su deceso, el cual se registró el día 20 de abril de 2020, a las 13:58 hrs”, expresa el comunicado.

“En esta ocasión el Equipo Médico, respetando la voluntad del paciente -quien a través de su madre manifestó que en caso de presentar un estado irreversible en su condición clínica no se realizaran más intervenciones- se acogió a dicha solicitud, la cual quedó registrada y firmada por la madre en la Ficha Clínica”, dicen desde el recinto.

“Como institución lamentamos profundamente el deceso del paciente y expresamos nuestras más sinceras condolencias a su familia. El equipo realizó un trabajo exhaustivo y multidisciplinario 24/7 para estabilizarlo y recuperarlo, lo que se mantuvo hasta donde fuese posible intervenir”, finaliza el comunicado de Clínica Isamédica.

Fuente: https://eltipografo.cl/

 

Corte ordena eliminar comentarios en redes sociales sobre paciente con Covid-19: Filtraron sus datos

Publicado: 
Autor: Cooperativa.cl

El tribunal de alzada acogió una orden de no innovar, dirigida al Hospital de Santa Cruz, el Servicio de Salud de O’Higgins y personas naturales.

De acuerdo al fallo, al afectado le fueron publicados datos personales, sensibles y clínicos.

recurridos al Hospital de Santa Cruz, al Servicio de Salud y personas naturales eliminar los comentarios surgidos en redes sociales donde se divulgaron datos personales y clínicos de un paciente diagnosticado con Covid-19.

En fallo unánime, la segunda sala del tribunal acogió la orden y dispuso que los recurridos deberán abstener de realizar acciones similares en el futuro.

En el documento se señala que «como se pide, ha lugar a la orden de no innovar solicitada, debiendo los recurridos eliminar los comentarios, publicaciones y mensajes en redes sociales donde se divulgaron los antecedentes personales que constan en la ficha clínica y datos sensibles del recurrente».

Respecto al fallo, el director (s) del Servicio de Salud de O’Higgins, Fabio López, indicó que «nosotros en los casos que han ocurrido, no solo en Santa Cruz, sino que también en San Fernando. Nosotros, aparte de impartir los sumarios administrativos que corresponden, hemos hecho las denuncias ante el Ministerio Público, porque repito, lo que aquí se hizo fue cometer un delito«.

La autoridad agregó que «los sumarios tienen sus plazos, un sumario promedio, por ley, tiene 20 días. Entendemos que los plazos son más laxos, máxime por la emergencia sanitaria y el personal hoy día lo tenemos orientado a superar la emergencia. Pero apenas tengamos los sumarios terminados, los vamos a dar a conocer, cuando esté afinado ese proceso«.

Fuente: https://www.cooperativa.cl/

Corte de Rancagua ordena eliminar comentarios en redes sociales sobre paciente con coronavirus En resolución unánime.

20 de Abril de 2020.-

La Corte de Apelaciones de Rancagua ordenó al Hospital de Santa Cruz, al Servicio de Salud O’Higgins y personas naturales eliminar los comentarios, publicaciones y mensajes en redes sociales donde se divulgaron los antecedentes personales que constan en la ficha clínica y datos sensibles de recurrente diagnosticado con Covid-19.

En fallo unánime (causa rol 3910-2020), la Segunda Sala del tribunal de alzada -integrada por el ministro Michel González Carvajal, la fiscala judicial Marcela de Orúe Ríos y el abogado (i) José Irazábal Herrera- dictó orden de no innovar y dispuso, además, que los recurridos deberán abstenerse de realizar acciones similares en el futuro.

La resolución señala que “como se pide, ha lugar a la orden de no innovar solicitada, debiendo los recurridos eliminar los comentarios, publicaciones y mensajes en redes sociales donde se divulgaron los antecedentes personales que constan en la ficha clínica y datos sensibles del recurrente, debiendo abstenerse además de continuar realizándolos en el futuro”.

Fuente:  https://eltipografo.cl/

Plataforma digital permitirá monitorear casos regionales de COVID-19 de forma remota

17 de Abril de 2020

Por: Katherine Quezada.

La plataforma está siendo utilizada por la red asistencial de hospitales y en centros de atención primaria de la red del SSVSA para el seguimiento remoto del paciente, cuyo sistema contiene una ficha clínica para registrar la evolución del usuario y  que es  utilizada para monitoreo de pacientes hospitalizados, con cuarentena preventiva en domicilio o en residencias sanitarias.

La segunda parte de esta plataforma, es una aplicación móvil que se descarga al celular y que permite a los usuarios tomar contacto con el establecimiento de salud para realizarse una auto encuesta epidemiológica, la que arroja la información necesaria para determinar el grado de riesgo del paciente y así, solicitar atención médica.

La aplicación móvil se lanzará la próxima semana para el SSVSA y permitirá a la comunidad saber qué hacer si es un caso sospechoso de COVID-19.

Actualmente, la institución de salud está utilizando el monitoreo web, para dar prioridad y llevar un control más certero de los casos de todas las comunas bajo su jurisdicción.

El Director del SSVSA Eugenio de la Cerda destacó el aporte del sistema informático y señaló “en el contexto de la pandemia,  la empresa Sistemas Expertos levantó y diseñó una plataforma que nos permite administrar toda la información referida a los pacientes desde la primera consulta hasta el fin de su tratamiento. Aplica para todos los casos, pueden ser sospechosos o confirmados que padecen COVID-19. Como Servicio de Salud estamos satisfechos que en tan poco tiempo hayan logrado este desarrollo tecnológico, el cual esperamos la próxima semana pueda ser utilizado vía celular a través de una app móvil, permitiéndonos gestionar más adecuada y oportunamente  las consultas que se generen, así como realizar el seguimiento de pacientes de manera rápida, teniendo un mejor contacto con nuestros usuarios”.

Por su parte, Patricia Vega, directora de atención primaria de la red, indicó que  “estamos haciendo uso de la tecnología para apoyar todas las estrategias de seguimiento que tengamos en la región además del nuestro número SSVSA responde número 800 123  737”.

 

Gobierno presenta querella contra mujer con coronavirus que fue detenida en Plaza de Armas

15 de Abril de 2020
¿Qué pasó?

El Ministerio del Interior presentó una querella contra una mujer de nacionalidad peruana, que estaba diagnosticada con coronavirus y que fue sorprendida por Carabineros en Plaza de Armas, infringiendo la cuarentena en la que tenía que permanecer hasta el 17 de abril.

La mujer de 49 años fue sorprendida junto a su hijo y su nuera mientras, según ella, «descansaban» en la zona de la comuna que se encuentra en cuarentena, hasta donde llegaron utilizando transporte público.

La querella

De acuerdo a la querella, el Gobierno considera que se cometió un delito contra el artículo 318 del Código Penal, el cual señala que: «el que pusiere en peligro la salud pública por infracción de las reglas higiénicas o de salubridad, debidamente publicadas por la autoridad, en tiempo de catástrofe, epidemia o contagio, será penado con presidio menor en su grado mínimo o multa de seis a veinte unidades tributarias mensuales».

En el documento se asegura que: «los graves hechos denunciados, alteran de un modo relevante el orden público, en tanto merman ostensiblemente el funcionamiento del país, en atención a la regulación actual que ha sido dictada por el escenario que se ha generado a nivel mundial por el Covid-19″.

Solicitudes

En la querella, se le pide al Juzgado de Garantía de Santiago que:

  • Se solicite ficha clínica del querellado, en el centro de salud donde se le aplicó el examen para la detección del Covid-19, y se cite a declarar al profesional médico que realizó el diagnóstico.
  • Se oficie al Ministerio de Salud para los efectos de informar si el querellado estaba diagnosticado con el Covid-19. En su efectividad, que remita todos los antecedentes. Adicionalmente, que remita las disposiciones vigentes a la fecha de los hechos, a las cuales debió sujetarse el querellado.

Fuente: https://www.meganoticias.cl/

Investigan muerte de mujer por Covid-19 en Antofagasta: se habría contagiado dentro del hospital

Por Luciano Veloso
La información es de El Diario de Antofagasta

El intendente de Antofagasta, Edgar Blanco, aclaró que la mujer de 65 años, que se convirtió en la primera víctima fatal por Covid-19 en la región, llegó hasta el Hospital de Antofagasta para una intervención y posteriormente falleció por una neumonía a raíz de Covid-19.

Del mismo modo, la autoridad señaló que se le tomó el test de coronavirus el 24 de marzo pasado, siendo procesado el 26 de marzo para confirmar el 27 de marzo que era positivo, según consignó Diario Antofagasta.

Blanco indicó que “se instruyo una investigación respecto a ficha clínica y lo ocurrido al interior del hospital” y que el caso de la mujer fallecida corresponde al brote identificado en el Hospital de Antofagasta, reconociendo que los antecedentes que maneja el Gobierno son que la infección se produjo al interior del recinto hospitalario.

“Los antecedentes que tenemos nos indican que la infección se produjo adentro del hospital, la investigación se llevará adelante y se revisarán los distintos procesos que se realizaron”, agregó.

“Tras esta auditoria puede desencadenar en un sumario al interior del hospital y como toda investigación hay ciertos elementos de reserva que no podemos compartir con ustedes“, indicó el intendente.

Familiares acusan negligencia

La familia de la mujer se refirió sobre el caso, entregando detalles del contagio y el tratamiento que recibió.

Fue la hija de la víctima quien señaló que existió negligencia en el proceso, lo que finalmente derivó en la muerte de la mujer en el Hospital Regional, según recogió Antofagasta TV.

Asimismo, comentó que su madre ingresó al Hospital de Antofagasta por una intervención para pie diabético, siendo internada en el quinto piso del recinto, lugar donde habría tenido contacto con una persona diagnosticada con Covid-19.

Más tarde fue llevada hasta el séptimo piso con el fin de que se le tomase el test de coronavirus. Días después le avisaron a la familia que se le daría el alta.

“El viernes nos avisan que está de alta, esperamos que la trajeran. No llegaron en todo el día, llegaron a las 6 de la mañana del sábado. Según ellos mi mamá venía en perfectas condiciones. No nos avisaron que la trasladaban a esa hora y que ella venía positivo. Nos enteramos por el paramédico de la ambulancia”, aseguró la hija de la víctima.

Según la hija, el mismo día que fue dada de alta, la mujer se agravó y fue llevada nuevamente al Hospital de Antofagasta.

“El domingo nos avisan que ella sufrió una insuficiencia respiratoria grave la cual la llevó a esto. Encontramos que fue una negligencia muy grave que la enviaran al domicilio“, sostuvo.

Fuente: https://www.biobiochile.cl/

CS rechaza recurso de casación contra fallo que condenó a Servicio de Salud de Iquique por falta de servicio.

El máximo Tribunal rechazó el recurso de casación en el fondo deducido en contra de la sentencia, dictada por la Corte de Apelaciones de Iquique, que confirmó la falta de servicio de la parte demandada.

13 de abril de 2020

En fallo unánime, la Corte Suprema mantuvo la sentencia que ordenó al Servicio de Salud de Iquique pagar una indemnización total de $50.000.000 por daño moral, a los padres de recién nacido que falleció por la tardía atención de parto en Hospital Ernesto Torres Galdames de la ciudad, en noviembre de 2013.
La sentencia indica que esta Corte considera del caso señalar, en relación a la infracción del artículo 38 de la Ley N° 19.966, que la falta de servicio como reiteradamente ha declarado esta Corte, corresponde a una deficiencia o mal funcionamiento del servicio en relación a la conducta normal que se espera de él, estimándose que ello concurre cuando éste no funciona debiendo hacerlo, lo hace irregular o tardíamente, operando así como un factor de imputación que genera la obligación de indemnizar a los particulares por los daños que éstos sufran a consecuencia de la actuación de los Servicios de Salud del Estado.
La resolución agrega que asentado lo anterior, cabe señalar que la situación fáctica establecida en autos, admite tener por justificados una serie de hechos que, analizados en su conjunto, permite configurar la falta de servicio pues, claramente el demandado, a través de su red hospitalaria -Hospital Ernesto Torres Galdames- no otorgó a la demandante una atención médica eficiente y eficaz, por cuanto, como quedó asentado, desde el ingreso de la demandante a dicho recinto hospitalario, con fecha 13 de noviembre de 2013, aproximadamente a las 2:22 horas, no obstante su condición de primigesta con un embarazo de alto riesgo, sólo recibió tratamiento médico particular para su condición, a las 8:00 horas de ese día, lo cual significó la ocurrencia de un parto prematuro, es decir, los facultativos no implementaron ninguna de las medidas generales para el manejo inicial de la paciente, y para así poder decidir oportunamente el tratamiento de tocolíticos y corticoides o eventual cerclaje, que fuese anotado por el médico ginecólogo Dr. Márquez tardíamente, según aparece de la ficha clínica.
Añade que en consecuencia, habiéndose determinado la ocurrencia de la falta de servicio y no existiendo discusión en cuanto al daño que provocó a los actores la muerte de su primer hijo, no se configura ninguna de las infracciones invocadas en el arbitrio en estudio, razón por la cual el recurso de nulidad sustancial intentado, se desestimará.

Vea texto íntegro de la sentencia Rol Nº41.176-2019

Fuente: https://www.diarioconstitucional.cl/

Informática en salud, una especialidad que deberá crecer: cómo se usan los datos

La pandemia trae consigo la urgencia por el procesamiento y gestión de datos en tiempo real. Herramientas a disposición y la necesidad de más expertos

Por Julieta Schulki – 11 de Abril de 2020

Desde hace más de 30 años, existe una disciplina, reconocida también como una subespecialidad dentro de la medicina, que se denomina informática en salud. No es exclusivamente para médicos ya que un especialista en esta rama es un profesional de diferentes ámbitos formado en sistemas de información aplicados a los procesos asistenciales.

En la Argentina, el Hospital Italiano dicta esta especialización que dura 3 años (y la maestría, 2), con una residencia de informática médica, que tiene una especialidad reconocida por el Ministerio de Educación. También, el Gobierno de la Ciudad la ofrece y tiene residentes cursando.

Al principio era solo para médicos, después se sumaron enfermeros y luego, profesionales de diferentes orígenes que trabajan en ámbitos de la salud. Abarca tres ejes: ciencias de la computación (base de datos, programación, infraestructura), gestión (por ejemplo, de cambios, de proyectos o sanitaria) y ciencias de la informática médica (sistemas de soporte para toma de decisiones y sistemas clínicos, entre otros).

“Esta pandemia va a generar muchos cambios que llegaron para quedarse, el hecho de tener que atender a los pacientes a distancia no presencialmente, es algo que va a romper muchas barreras, tanto regulatorias como de resistencia al cambio de parte de los profesionales de la salud, organizaciones médicas, y de los mismos pacientes”, señala a Infobae Daniel Luna, médico, Doctor en ingeniería informática, a cargo del Departamento de Informática en Salud del HIBA (Hospital Italiano de Buenos Aires) y miembro fundador del International Academy of Health Sciences Informatics (IAHSI).

Luna asegura que un tercio de las atenciones ambulatorias ya se podrían hacer, tanto para evaluación primaria como para seguimiento efectivo una vez atendidos, por procesos de telemedicina. “Creo que es el primer cambio que vamos a poder ver”, dice.

Por otro lado, expresa: “Esto va a llegar para quedarse en el sentido de que las empresas entiendan, valoren y planifiquen estratégicamente una verdadera transformación digital para hacer frente no solo a estas cuestiones, sino a una mejora en la calidad de prestación de servicios de cara a los pacientes”.

Herramientas a disposición

El Hospital Italiano firmó un convenio con el Gobierno de la ciudad para brindar toda su historia clínica electrónica y poder implementarla en el ámbito de la ciudad de Buenos Aires. Lo mismo sucede con algunos municipios del conurbano y otras instituciones como Prefectura y algunas organizaciones privadas.

Hay iniciativa de open data en muchos lados, por lo pronto acá hay obligación de informar datos específicos a nivel gubernamental, y el resto sirve para el procesamiento interno, tanto para la facturación y procesos administrativos transaccionales, como para procesos de gestión clínica”, dice Luna.

En el caso del HIBA, cuentan con herramientas de procesamiento de lenguaje natural, speech recognition, datos clínicos de laboratorio, imágenes, señales fisiológicas, datos bioinformáticos de secuenciamiento genético, entre otros.

Todo esto va a un único repositorio de datos clínicos que luego se utiliza tanto para la investigación como para el monitoreo epidemiológico ya no a nivel de una persona, sino de las poblaciones. Este tablero de procesamiento de datos es muy útil en el caso de la pandemia porque permite entender el panorama global de la población”, agrega.

Formas de procesar los datos

“En el CEMIC, diseñamos dashboards (tableros de control) con indicadores dinámicos para que nuestros profesionales visualicen la información online . Esto es un insumo fundamental para la toma de decisiones, en donde las necesidades son muy cambiantes y urgentes; con la pandemia que estamos viviendo es central el manejo de la información actualizada al momento”, señala a Infobae José Luis López, director de Sistemas y Tecnología de CEMIC.

En el caso del sistema de salud público, hay diferentes formas de procesar los datos, según el hospital. Al recibir pacientes con casos sospechosos de coronavirus, los médicos completan una ficha epidemiológica en papel, que luego, en otras instancias es digitalizada.

Ficha epidemiológica de casos sospechoso de coronavirus en la ciudad de Buenos AiresFicha epidemiológica de casos sospechoso de coronavirus en la ciudad de Buenos Aires

El Estado trabaja con diferentes herramientas para procesar la información. Recientemente, ante una posible saturación del sistema de salud, dos empresas de tecnología donaron un dashboard al Gobierno para que la Nación, provincias y municipios puedan tomar control de estado de recursos, es decir, contabilizar la cantidad de camas en terapia intensiva o la cantidad de respiradores a disposición.

La herramienta de Globant y Salesforce analiza esta información en 1.400 centros de salud públicos y privados, actualizando datos cada 6 horas. La información solo está disponible para el Gobierno.

Mucha información, descentralizada

“La instalación de esta pandemia lo que produce es una cantidad de información que viene de múltiples lugares. No hay un lugar centralizado de producción de la información, entonces, como la información se produce en un montón de lugares diferentes, también se analiza en un montón de lados diferentes”, señala a Infobae el Dr. Raúl Sala, director médico de En Casa – Internación Domiciliaria.

Explica que cuando se producen situaciones de semejante flujo de información, no existe un referente claro para el manejo de esa información. El ministerio de Salud y la OMS son referentes oficiales pero hay miles de fuentes de información.

“El problema es que, cuando cualquier dato se hace válido, o quiere serlo o se toma así, termina siendo válido, y en realidad, son versiones parciales de la realidad que no contribuyen a una conclusión común. No existe hoy una centralización de esta información. Si buscamos, desde antes de la pandemia, en internet observatorios de salud´, hay un montón. Cuando se necesita información de un tema y no hay una fuente oficial de ese dato, se crea un observatorio para ese dato. Existen millones de observaciones parciales”, señala.

Asimismo, Sala entiende que la credibilidad para la interpretación de grandes volúmenes de información en medicina no estará dada por una aplicación que la organice. “En general, tiene que ver con la credibilidad del interlocutor. Una inteligencia artificial mediocre en un interlocutor creíble tiene mucho más impacto que un súper análisis en un interlocutor desconocido. Eso también tiene que ver y crear la institución de tamaña credibilidad lleva muchísimo tiempo”, concluye.

Fuente: https://www.infobae.com/

Presidente del CPLT reivindica facultades exclusivas del MINSAL sobre entrega de información de pacientes con Coronavirus

08 de Abril de 2020

Información y Fotografía: Consejo para la Transparencia

En las últimas semanas se han sucedido algunas polémicas vinculadas a solicitudes de difusión de nombres de contagiados con COVID-19 o Coronavirus, e información de personas fallecidas, que han involucrado a autoridades de la administración central y local. Ante ello y desde los primeros casos confirmados en Chile, el Consejo para la Transparencia (CPLT) ha insistido a entidades de salud y prestadores de servicios de salud públicos y a otras autoridades públicas y privadas que deben salvaguardar la identidad de personas enfermas, dado que el estado de salud es un dato personal sensible.

El presidente del CPLT, Jorge Jaraquemada, detalla al respecto que “los datos sobre el estado de salud asociados a la identidad de una persona –sean físicos o psíquicos- al ser datos personales sensibles están bajo un régimen especial de protección”.

Por ello, subraya que la divulgación de nombres o cualquier información sobre contagiados o casos sospechosos de Coronavirus “debe cumplir con lo establecido en la Ley de Protección a la Vida Privada y en otras leyes especiales que resguardan los datos personales” como es la Ley de Deberes y Derechos del Paciente, la que contiene regulación expresa respecto de información personal asociada a la salud de una persona, principalmente contenida en la ficha clínica. Agregando que sólo es factible comunicar “información que no identifique ni haga identificable a una persona en particular” como podría ser el sexo o la edad de la persona, exceptuando que haya una autorización del titular de los datos.

Sobre Alcaldes

El titular de Transparencia aclara que ante medidas que apuntan a prevenir eventuales contagios basadas en la vigilancia de casos sospechosos o personas enfermas, en un contexto en el que la normativa que regula la protección de datos personales está desactualizada –data del año 1999- “el único autorizado a comunicar datos de salud con identificación de personas es la autoridad sanitaria, y sólo a aquellos que están cargo de la mantención del orden y la seguridad sanitaria, para que ellos puedan ejercer sus funciones de control de cuarentenas y otras medidas implementadas por el Gobierno”.

Respecto de las solicitudes para difundir listados de nombres de personas afectadas con el virus, entre ellas las de algunos alcaldes para poder realizar fiscalizaciones, para el máximo representante del CPLT ello no es posible con la normativa vigente: “ La ley es clara al otorgar atribuciones exclusivas a la autoridad sanitaria para la comunicación de datos de salud”. Estas se traducen “ en las circunstancias actuales en comunicar dichos datos, en caso de emergencia sanitaria, a los encargados del control del orden público y de la seguridad sanitaria”.

Lo anterior, aclara el presidente del Consejo, no quiere decir que la normativa actual sea adecuada. Al contrario, en lo relacionado a la fiscalización de pacientes –por alcaldes o vecinos- este afirma que: “Parte de la problemática surge por la existencia de una legislación precaria y falta de herramientas claras sobre estas temáticas en momentos como el actual. Una ley moderna facilitaría el control de estas situaciones. Sin embargo, lo que sí es claro es que la legislación vigente le entrega atribuciones expresas sólo a la autoridad sanitaria para comunicar esa información sensible”.

Cabe recordar que es el Consejo para la Transparencia la entidad que vela por el adecuado tratamiento y resguardo de los datos personales en el caso de los órganos de la Administración del Estado, “Sin embargo –enfatiza Jaraquemada- actualmente el CPLT carece de facultades sancionatorias en caso de incumplimiento o de un tratamiento que no se ajuste a lo señalado por la ley”.

Otra arista es con quién la autoridad facultada puede compartir esta información sensible. Desde la perspectiva legal, sólo es factible que divulgue con identificación o información que haga identificable a contagiados o eventuales casos sospechosos a las Fuerzas de Orden y Seguridad Pública y a las Fuerzas Armadas. “Estos últimos, tampoco están autorizados a comunicar esa información ”, destacó el abogado del CPLT.

Sobre controles basados en tecnología

Respecto de la posibilidad de controlar eventuales contagios utilizando por ejemplo tecnologías como apps de monitoreo, como ocurrió en el caso de Corea, desde el CPLT apuntan a que lo central es quién realice el tratamiento. En el caso de Chile: “sólo la autoridad sanitaria podría realizarlo de acuerdo a la ley”.

Fuente: http://revistamigente.cl/