¿Cómo es el protocolo para partos de pacientes con COVID-19 en Chile?

08 de Abril de 2020

De acuerdo al documento del Ministerio de Salud no se cuenta con evidencia suficiente que determine la transmisión vertical de COVID-19 durante el embarazo.

Este martes, médicos del Hospital Regional de Antofagasta adelantaron el parto de una joven de 18 años con coronavirus positivo para evitar riesgos posteriores con la enfermedad, pero ¿Es este el protocolo habitual para pacientes con COVID-19?

La respuesta es, que depende de cada caso en particular y las decisiones adoptadas por cada equipo médico ya que el protocolo establece una prioridad para las embarazadas que hayan dado positivo o sean sospechosas de portar el COVID-19, debido a que pertenecen al grupo de riesgo.

Históricamente, las embarazadas han sido afectadas en forma más severa frente a brotes de infecciones respiratorias en comparación a mujeres de grupos etarios similares no embarazadas, indica el protocolo que detalla además que no se cuenta con evidencia suficiente que determine la transmisión vertical de COVID-19 durante el embarazo.

En el mundo han aparecido casos que algunas embarazadas con la enfermedad han sufrido de partos prematuros, sin embargo, de acuerdo al documento, esta información se basa en en datos limitados y no está claro que estos, sean producto de la infección materna por dicho virus.

En esa misma línea se detalla que las medidas de prevención que deben adoptar las futuras mamás es el quedarse en casa tratando de no recibir visitas para no exponerse, limitando sus viajes a lo estrictamente necesario y solo asistir a recintos asistenciales si presenta síntomas de la enfermedad o algún signo de alarma propio del embarazo.

Asistencia a centros médicos por síntomas

A la hora de presentar síntomas y concurrir a un recinto asistencial, en este caso se deberán activar los protocolos de atención a una persona de coronavirus, contando con su box propio para reducir el potencial contagio a otras gestantes. El médico gineco-obstetra realizará la evaluación clínica correspondiente y se tomará exámenes para nuevo coronavirus.

Toda embarazada sospechosa o confirmada que no requiera manejo de cama crítica, debe ser hospitalizada en aislamiento en la Unidad de Alto Riesgo Obstétrico. Esta se recomienda realizar en una habitación individual.

Al ser ingresada a unidad, la mujer deberá identificar a la persona sana que tendrá la autorización de visitarla durante el transcurso de la hospitalización, la cuál mantendrá un tiempo acotado.

De acuerdo con el protocolo se recomienda privilegiar el ingreso a labores de parto a las usuarias confirmadas o sospechosas de portar el coronavirus, donde se debe mantener una monitorización fetal continua y mantener el acompañamiento significativo con una persona sana durante el parto.

Cabe la pena mencionar que el COVID-19 no modifica el manejo obstétrico estándar, incluyendo la analgesia y/o anestesia del parto, precisa el documento.

Post Parto

Posterior al parto, si la madre, a pesar de lo indicado decide hacer contacto piel a piel, lo hará con mascarilla y lavado estricto de manos. Se deberá dejar registro en la ficha clínica de la información entregada por el equipo de neonatología y la decisión de la mujer.

Además, de acuerdo al protocolo se deberá dar pecho, según la evaluación de riesgo de contagio por COVID-19 por neonatología, tomando las medidas de protección tales como: uso de mascarilla y lavado de manos.

En caso de no estar en condiciones de amamantar, la madre deberá extraerse leche realizando higiene de manos y procurando la esterilización del extractor, de uso exclusivo, en caso de utilizarlo.

El recién nacido será separado de la madre y hospitalizado para monitorizar sus signos vitales hasta que no se descarte la infección en ella y de él. De ser positivo, el neonato debe ser hospitalizado y monitorizarse por 72 horas más.

Si la madre es positiva y la primera PCR del bebé es negativa, se debe hacer una segunda PCR y esperar a que sea negativa.

En caso de que la madre sea portadora de la enfermedad y el recién nacido no, se indicará a la mujer restringir el contacto con el recién nacido solo a los periodos de alimentación y se mantendrá la distancia recomendada con el bebé, la cuál es mínimo un metro.

Alta Médica

El alta médica será otorgada de acuerdo a la evaluación del equipo médico, la cuál se deberá enfrentar a los siguientes escenarios.

Recién nacido COVID-19 negativo y madre positiva: Alta a las 48 horas con medidas de aislamiento para gotitas y contacto por al menos 14 días, además de restringir el contacto solo a la lactancia que deberá ser adoptada con las medidas de protección anteriormente mencionadas.

-Recién nacido COVID-19 positivo y madre positiva: El alta será dada por el neonatólogo. La familia deberá mantener cuarentena total de acuerdo a lo indicado por el Ministerio de Salud. Existirá convivencia sin restricción entre la madre y el bebé, donde además se deberán eliminar los pañales y elementos de aseo en bolsas cerradas.

-Recién nacido COVID-19 negativo y madre negativa: Adoptar los protocolos habituales de altas médicas en caso de parto.

Fuente: https://www.24horas.cl/

Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago ordena a empresas indemnizar a trabajador que sufrió grave accidente laboral.

08 de Abril de 2020

Resultó con daño neurológico y múltiples fracturas.

Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago ordena a empresas indemnizar a trabajador que sufrió grave accidente laboral.

El Tribunal estableció la responsabilidad de las empresas demandadas por falta en medidas de seguridad para el sellado climático de estructura ubicada a cuatro metros de altura, tarea encargada al demandante.

8 de abril de 2020

 El Primer Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago acogió demanda y ordenó a las empresas Estructuras Arquetipo SpA y Constructora Mena y Ovalle S.A. pagar una indemnización total de $180.823.696 a trabajador que resultó con daño neurológico y múltiples fracturas, en accidente laboral registrado en obra en construcción en diciembre de 2018, en Las Condes.
La sentencia sostiene que, la única conclusión posible es que es el demandante no tenía pleno conocimiento de los riesgos y las medidas de seguridad asociadas a su función específica, el hecho de ser un trabajador antiguo no significa que no lo haga vulnerable frente a los riesgos, si bien el trabajador fue capacitado se constató que no hubo análisis seguro del trabajo, ni procedimientos para realizar la tarea específica, y la información de riesgos laborales específicos asociadas a la tarea que el trabajador iba a ejecutar», sostiene el fallo.
La resolución agrega que aun así, las demandadas intentan traspasar la culpa al trabajador por el hecho de no llevar arnés puesto, sin embargo para exigir aquello primero deben las empresas demandas cumplir con su deber de seguridad para con el trabajador. En la hipótesis de haber tenido puesto el trabajador el arnés de seguridad, el resultado hubiera sido el mismo, toda vez que no existían puntos de anclaje ni cuerda de vida. Que corrobora lo dicho el hecho de que las medidas correctivas impartidas a ambas demandadas fueron cumplidas.
A continuación, la sentencia indica que no se desconoce por esta jueza que la demandada, en su calidad de empleador cumplió con la obligación de realizar la respectiva denuncia del evento, lo que le permitió la atención al trabajador de autos el administrador del seguro de la Ley Nº16.744 sobre accidentes del trabajo, la Mutual de Seguridad de la CCHC el mismo día y de manera próxima en el tiempo, y además conforme los documentos adjuntos por esta institución, tales como la ficha clínica y demás antecedentes médicos, se da cuenta que el actor gozó de los subsidios que le han permitido subsistir en el período de recuperación, esto es desde el mismo día del accidente hasta la interposición de la demanda, que aún seguía siendo atendido.
Añade que en el caso nos ocupa, aún permanece el actor sin reincorporarse a la fuerza laboral, y con una probable incapacidad laboral permanente de un 31,2%, y considerando que el oficio que desarrollaba el actor le reportaba una remuneración de aproximadamente $920.660, proyectado a los 65 años de edad, considerando que tenía 56 años a la fecha del accidente, sumaría un total de $99.431.280, aplicado el porcentaje de incapacidad estimado de manera prudencial se llega a una suma de $30.823.696, que se deberá pagar a cuenta de este concepto.
Por tanto, resuelve que:
I.- Que SE ACOGE la demanda de autos interpuesta en contra de ESTRUCTURAS ARQUETIPO SPA y EMPRESA CONSTRUCTORA MENA Y OVALLE S.A., ya debidamente individualizados, y se condena a estos últimos al pago por concepto de daño moral en favor del actor de la suma de $150.000.000; y la de $30.823.696, por concepto de lucro cesante, cifras que deberán reajustarse y devengarán intereses corrientes, entre la fecha que la sentencia quede ejecutoriada y el pago efectivo.
II.- Que se condena en costas a los demandados, las que se regulan en 10% de lo ordenado pagar.

Vea texto íntegro de la sentencia Rol Nº4.157-2019

Fuente: https://www.diarioconstitucional.cl/

Familia acusa negligencia: Mujer fallecida por coronavirus se contagió dentro del Hospital de Antofagasta y fue derivada a su domicilio

Intendente de Antofagasta anunció una investigación «a la ficha clínica y lo ocurrido dentro del hospital» admitiendo que los antecedentes que manejan las autoridades es que el contagio se produjo dentro del recinto. Familia acusa negligencia indicando que la víctima fue enviada a su casa y no se les informó que estaba contagiada, falleciendo poco después.

Nuevos antecedentes van saliendo a la luz respecto al lamentable deceso de una mujer de 65 años, que se convirtió en la primera víctima fatal por covid-19 en la región de Antofagasta.

El Intendente de Antofagasta, Edgar Blanco, precisó que a la víctima fatal llegó al Hospital para una intervención y posteriormente falleció por una neumonía a raíz del covid-19. Asimismo indicó que se le tomó el test de coronavirus el 24 de marzo pasado, el 26 de marzo el examen fue procesado y el 27 de marzo se confirmó que era positivo.

La autoridad regional indicó que “se instruyo una investigación respecto a ficha clinica y lo ocurrido al interior del hospital” y que efectivamente el caso de la mujer fallecida corresponde al brote identificado en el Hospital de Antofagasta, reconociendo que los antecedentes que maneja el Gobierno son que la infección se produjo al interior del recinto hospitalario.

Los antecedentes que tenemos nos indican que la infección se produjo adentro del hospital, la investigación se llevará adelante y se revisarán los distintos procesos que se realizaron. Tras esta auditoria puede desencadenar en un sumario al interior del hospital y como toda investigación hay ciertos elementos de reserva que no podemos compartir con ustedes“, indicó el Intendente de Antofagasta.

Familia acusa negligencia

Quienes si se refirieron a los detalles del contagio y el tratamiento recibido, fueron los familiares de la mujer fallecida. En una entrevista con Antofagasta TV, la hija de la víctima fatal indicó que a su juicio hubo negligencia en el proceso que finalmente derivó en la muerte de la paciente en el Hospital Regional.

La hija de la mujer fallecida comentó que su madre ingresó al Hospital de Antofagasta por una intervención para pie diabético. Es allí donde permaneció en el quinto piso del hospital regional donde tuvo contacto con una persona diagnosticada con Covid-19.

Posteriormente fue llevada al séptimo piso para tomarle el test de coronavirus y algunos días después le avisaron a la familia que le darían el alta.

El viernes nos avisan que está de alta, esperamos que la trajeran. No llegaron en todo el día, llegaron a las 6 de la mañana del sabado, según ellos mi mamá venía en perfectas condiciones. No nos avisaron que la trasladaban a esa hora y que ella venía positivo. Nos enteramos por el paramédico de la ambulancia“, comentó la hija de la víctima fatal.

Una situación que obligó a realizar drásticas medicas como sacar de la casa a algunos miembros de la familia, incluyendo niños, lo que ha permitido que todos ellos den negativo a los test de coronavirus.

Asimismo, indicó que el mismo día que fue dada de alta, la mujer se agravó y fue llevada nuevamente al Hospital de Antofagasta.

El mismo sábado se agravó y la llevaron devuelta al hospital. El domingo nos avisan que ella sufrió una insuficiencia respiratoria grave la cual la llevó a esto. Encontramos que fue una negligencia muy grave que la enviaran al domicilio“, indicó.

El caso está siendo investigado, a la par de que en días anteriores son diferentes voces las que han demandado a las autoridades de gobierno una cuarentena total, como también que se habilite el antiguo hospital, actualmente en manos de la Universidad de Antofagasta, para que funcione como un policlínico para enfermedades respiratorias y de esta forma evitar contacto y propagación del virus en el actual recinto asistencial.

Fuente: https://www.diarioantofagasta.cl/

Consejo para la Transparencia raya la cancha: Minsal tiene facultades exclusivas para divulgación de información de pacientes con coronavirus

“Los datos sobre el estado de salud asociados a la identidad de una persona –sean físicos o psíquicos- al ser datos personales sensibles están bajo un régimen especial de protección”, detalló presidente del Consejo para la Transparencia, Jorge Jaraquemada.
  •  El presidente del Consejo para la Transparencia, Jorge Jaraquemada, volvió a otorgar exclusiva facultar al Ministerio de Salud para entregar la información sobre entrega de información sobre pacientes con coronavirus, en semanas donde se han enfrentado a alcaldes para entregar la noticia primero.
Por eso insistió a entidades de salud y prestadores de servicios de salud públicos y a otras autoridades públicas y privadas que deben salvaguardar la identidad de personas enfermas, dado que el estado de salud es un dato personal sensible.

“Los datos sobre el estado de salud asociados a la identidad de una persona –sean físicos o psíquicos- al ser datos personales sensibles están bajo un régimen especial de protección”, detalló.

Por ello, subraya que la divulgación de nombres o cualquier información sobre contagiados o casos sospechosos de Coronavirus “debe cumplir con lo establecido en la Ley de Protección a la Vida Privada y en otras leyes especiales que resguardan los datos personales” como es la Ley de Deberes y Derechos del Paciente, la que contiene regulación expresa respecto de información personal asociada a la salud de una persona, principalmente contenida en la ficha clínica. Agregando que sólo es factible comunicar “información que no identifique ni haga identificable a una persona en particular” como podría ser el sexo o la edad de la persona, exceptuando que haya una autorización del titular de los datos.

El titular de Transparencia aclara que ante medidas que apuntan a prevenir eventuales contagios basadas en la vigilancia de casos sospechosos o personas enfermas, en un contexto en el que la normativa que regula la protección de datos personales está desactualizada –data del año 1999- “el único autorizado a comunicar datos de salud con identificación de personas es la autoridad sanitaria, y sólo a aquellos que están cargo de la mantención del orden y la seguridad sanitaria, para que ellos puedan ejercer sus funciones de control de cuarentenas y otras medidas implementadas por el Gobierno”.

Respecto de las solicitudes para difundir listados de nombres de personas afectadas con el virus, entre ellas las de algunos alcaldes para poder realizar fiscalizaciones, para el máximo representante del CPLT ello no es posible con la normativa vigente: “La ley es clara al otorgar atribuciones exclusivas a la autoridad sanitaria para la comunicación de datos de salud”. Estas se traducen “en las circunstancias actuales en comunicar dichos datos, en caso de emergencia sanitaria, a los encargados del control del orden público y de la seguridad sanitaria”.

Lo anterior, aclara el presidente del Consejo, no quiere decir que la normativa actual sea adecuada. Al contrario, en lo relacionado a la fiscalización de pacientes –por alcaldes o vecinos- este afirma que: “Parte de la problemática surge por la existencia de una legislación precaria y falta de herramientas claras sobre estas temáticas en momentos como el actual. Una ley moderna facilitaría el control de estas situaciones. Sin embargo, lo que sí es claro es que la legislación vigente le entrega atribuciones expresas sólo a la autoridad sanitaria para comunicar esa información sensible”.

Cabe recordar que es el Consejo para la Transparencia la entidad que vela por el adecuado tratamiento y resguardo de los datos personales en el caso de los órganos de la Administración del Estado, “Sin embargo –enfatiza Jaraquemada- actualmente el CPLT carece de facultades sancionatorias en caso de incumplimiento o de un tratamiento que no se ajuste a lo señalado por la ley”.

Otra arista es con quién la autoridad facultada puede compartir esta información sensible. Desde la perspectiva legal, sólo es factible que divulgue con identificación o información que haga identificable a contagiados o eventuales casos sospechosos a las Fuerzas de Orden y Seguridad Pública y a las Fuerzas Armadas. “Estos últimos, tampoco están autorizados a comunicar esa información”, destacó el abogado del CPLT.

Fuente: https://www.elmostrador.cl/

Cerca de 40 atenciones médicas podrán ser atendidas remotamente por Fonasa

02 ABRIL 2020

Con especialistas en convenio con Fonasa que atienden por libre elección. Psicoterapia, fonoaudiología, dermatología, geriatría y nutrición son algunas de las que se podrán realizar a distancia usando la tecnología

Dada la Alerta Sanitaria por COVID – 19 y la recomendación de realizar el mayor aislamiento posible entre las personas, Fonasa informó de un cambio en su normativa con el objeto de facilitar la atención de salud en forma remota o virtual.

Mientras dure la alerta sanitaria, las atenciones para consultas médicas, de psicología, fonoaudiología y nutricionista se podrán realizar de manera remota a través de alguna plataforma o medio digital, y no será necesario realizar la atención de manera presencial.

La nueva norma técnica exigirá al prestador mantener el registro (ficha médica) de la atención en la misma forma que se hace en una consulta presencial, y que se utilice un medio digital que permita la interacción entre el prestador y el paciente en tiempo real, resguardando la privacidad de la consulta. Por lo tanto, prestaciones que podrían verse afectadas en su continuidad dada la actual pandemia que se vive a nivel global, ahora se podrán efectuar en tiempo real, independiente del lugar geográfico donde se encuentre el profesional y su paciente, evitando además la propagación del virus.

Las prestaciones a las que podrán acceder son: consultas médicas generales y de especialidades, de psicología, psicoterapia, fonoaudiología y nutricionista.

De acuerdo a la Ley 20.584 sobre Derechos y Deberes del Pacientes, será muy relevante que el prestador tome todas las medidas de seguridad de la información para que la interacción directa entre el médico y beneficiario se realice de forma segura, manteniendo el resguardo y registro de la ficha clínica. Por lo tanto, y lo establece la nueva normativa, el prestador será el responsable de que la atención se realice en un ambiente privado que garantice el máximo resguardo de la confidencialidad del acto médico, siendo Fonasa quien, en sus atribuciones legales, fiscalice en cualquier momento que esto se cumpla.

 

La normativa estará vigente mientras dure el período de Alerta Sanitaria y nace tras una serie de reuniones y trabajos colaborativos entre el Fondo Nacional de Salud y representantes de Sociedades Científicas y Colegios de Profesionales. Juntos buscamos soluciones para que los pacientes y los especialistas tuvieran continuidad en la resolución de los problemas de salud, a pesar de COVID – 19.

Para que se concreten estas atenciones, habrá que contar con ciertos mínimos indispensables: una ficha médica (que incluso podría ser un audio); que se utilice alguna plataforma tecnológica (el profesional podrá decidir con su paciente la que le sea más simple y fácil para ambos) y muy importante, que la plataforma tecnológica garantice la confidencialidad del acto médico.

Si el doctor debe entregar una receta médica, ésta la podrá enviar digitalmente para que el paciente la imprima o muestre en la farmacia, a excepción de aquellas recetas retenidas que deben seguir siendo emitidas físicamente o con firma electrónica avanzada. Sí es muy importante que el prestador que realice esta modalidad de atención por Fonasa, ya haya estado previamente inscrito para realizar atenciones en la Modalidad Libre Elección, no es necesario una nueva inscripción especial. De hecho, los códigos de atención y aranceles son los mismos.

Sobre la venta de bonos, las autoridades explican: “para realizar estas atenciones se recurre a los mismos bonos de atención que actualmente tenemos y que se pueden adquirir de la forma habitual: a través de la web de Fonasa, llamando al call center para obtener un pre folio, físicamente en nuestras sucursales o de Chile Atiende, método que nosotros recomendamos no utilizar en este tiempo, o mediante soluciones que algunos prestadores grandes están desarrollando para hacer esta compra a distancia”.

Códigos, aranceles y normativas
En las atenciones que entregan los establecimientos privados en convenio con Fonasa (Modalidad Libre Elección /MLE) las atenciones tienen una codificación con su glosa, un arancel (que se refiere al precio y copago) y una norma técnica (que entrega el marco con la cual ésta se produce). Lo que se flexibilizó o cambió ahora es la norma técnica. En las normas técnicas, se ha ampliado el marco con el cual se puede generar estas atenciones en forma remota como primera atención.

Consultas y atenciones que se podrán realizar vía remota como primera consulta

Consulta médica electiva.
Consulta Médica de Especialidad en Dermatología.
Consulta Médica de Especialidad en Geriatría.
Consulta Médica de Especialidad en Endocrinología Adulto.
Consulta Médica de Especialidad en Psiquiatría adultos.
Consulta Médica de Especialidad en Psiquiatría pediátrica y de la adolescencia.
Consulta Médica de Especialidad en Medicina Familiar.
Consulta Médica de Especialidad en Medicina Interna.
Consulta Médica de Especialidad en Pediatría.
Consulta Médica de Especialidad en Diabetología.
Consulta Médica de Especialidad en Genética Clínica.
Consulta Médica de Especialidad en Nefrología Adulto.
Consulta Médica de Especialidad en Nefrología Pediátrico.
Consulta Médica de Especialidad en Radioterapia Oncológica.
Consulta Psicólogo clínico.
Psicoterapia Individual.
Sesión de psicoterapia de pareja (con ambos miembros)
Evaluación de voz.
Evaluación de habla.
Evaluación del lenguaje (incluye voz, habla y aspecto semántico, sintáctico y fonológico, etc.)
Rehabilitación de la voz.
Rehabilitación del habla y/o del lenguaje (máximo 30 sesiones anuales)
Atención Integral de Nutricionista.

Además se autorizan consultas de seguimiento y/o control, siempre y cuando el profesional conozca o tenga acceso al historial clínico del paciente, a las siguientes:

Consulta Médica de Especialidad en Reumatología.
Consulta Médica de Especialidad en Endocrinología Pediátrica.
Consulta Médica de Especialidad en Neurología Adultos.
Consulta Médica de Especialidad en Oncología Médica.
Consulta Médica de Especialidad en Cardiología.
Consulta Médica de Especialidad en Hematología.
Consulta Médica de Especialidad en Infectología.
Consulta Médica de Especialidad en Inmunología.
Consulta Médica de Especialidad en Medicina Física y Rehabilitación
Consulta Médica de Especialidad en Obstetricia y Ginecología
Consulta Médica de Especialidad en Urología
Consulta Médica de Especialidad en Coloproctología
Consulta Médica de Especialidad en Enfermedades Respiratorias Adulto.
Consulta Médica de Especialidad en Enfermedades Respiratorias Pediátricas.
Consulta Médica de Especialidad en Gastroenterología Adulto.
Consulta Médica de Especialidad en Gastroenterología Pediátrico.
Consulta Médica de Especialidad en Radioterapia Oncológica.

consultas al correo electrónico canalprestador@fonasa.cl.

Fuente: fonasa.cl

Fuente: http://portalpirque.cl/

Atención ambulatoria del Hospital Regional avanza en consultas telefónicas

  • El Consultorio Adosado a Especialidades está analizando caso a caso para ver si es posible realizar atención a distancia o presencial.

Debido a la emergencia sanitaria asociada a la pandemia del coronavirus COVID-19, y con el objetivo de proteger a los usuarios de posibles contagios, el Consultorio Adosado a Especialidades (CAE) del Hospital Regional Libertador Bernardo O´Higgins (HRLBO) inició la atención de pacientes a través de llamadas telefónicas, a excepción de personas con enfermedades crónicas identificadas como de alto riesgo, pacientes oncológicos y embarazadas.

Así lo explicó la jefa del CAE del centro de salud, Dra. Verónica Menares, quien señaló la importancia de la decisión. “Desde los primeros días que se detectaron los casos en la región, sabemos que es muy importante mantener distancia social, y para eso hemos implementado una serie de medidas en beneficio de nuestros pacientes”, indicó la especialista.

Una de los médicos de atención ambulatoria que está realizando consultas vía telefónicas, es la Dra. Tatiana Superlano. “En las llamadas ellos nos explican sus síntomas, y si no los tienen se les explica que se programará para verlos más adelante, en aproximadamente cuatro meses, cuando pase la pandemia y el frío. Con la ficha clínica en papel uno ve todos los antecedentes, verifica los fármacos, se consulta para ver si los están tomando bien. Yo les pregunto si les avisaron que no tenían que venir, dicen que sí, y señalan haber estado esperando la llamada telefónica”, indicó la especialista cardióloga.

Además, la especialista en cardiología señaló que los pacientes han tomado de buena forma esta medida de contingencia. “En mi experiencia la acogida ha sido buena. Los pacientes entienden. Uno parte explicándoles que esto es por su bien, para que no tengan que exponerse en la cuarentena a un lugar donde hay muchos virus transitando. Ellos entienden y agradecen”, indicó la Dra. Superlano.

Pero esta medida no puede ser para todos los pacientes, ya que hay un grupo de riesgo que no puede dejar de ser atendido. “Nuestros médicos están contactándose telefónicamente con sus pacientes para conocer sus estados de salud actual, revisar exámenes, mantener tratamientos crónicos sin que el paciente acuda, y seleccionando a aquellos que sí es necesario que sean atendidos acá en el hospital, especialmente con enfermedades crónicas identificadas como de alto riesgo, pacientes oncológicos y embarazadas”, concluyó la Dra. Verónica Menares.

Fuente: https://www.elrancaguino.cl/

FONASA Facilita Atención Remota para Cerca de 40 Atenciones : Vea Acá Como Funciona

31 marzo, 2020   //   NacionalSociedad

  • La medida regirá para todos los especialistas en Convenio con Fonasa (Modalidad Libre Elección/MLE) y busca minimizar el contacto por las atenciones presenciales.
  • Consulta de medicina general, 29 de especialidades, más psicoterapia, fonoaudiología y nutrición son a las atenciones que se podrán realizar a distancia usando la tecnología.

Dada la Alerta Sanitaria por COVID – 19 y la recomendación de realizar el mayor aislamiento posible entre las personas, Fonasa ha introducido un importante cambio en su normativa con el objeto de facilitar la atención de salud en forma remota o virtual.

Mientras dure la alerta sanitaria, las atenciones para consultas médicas, de psicología, fonoaudiología y nutricionista se podrán realizar de manera remota a través de alguna plataforma o medio digital, y no será necesario realizar la atención de manera presencial.

La nueva norma técnica exigirá al prestador mantener el registro (ficha médica) de la atención en la misma forma que se hace en una consulta presencial, y que se utilice un medio digital que permita la interacción entre el prestador y el paciente en tiempo real, resguardando la privacidad de la consulta. Por lo tanto, prestaciones que podrían verse afectadas en su continuidad dada la actual pandemia que se vive a nivel global, ahora se podrán efectuar en tiempo real, independiente del lugar geográfico donde se encuentre el profesional y su paciente, evitando además la propagación del virus.

Las prestaciones a las que podrán acceder son: consultas médicas generales y de especialidades, de psicología, fonoaudiología y nutricionista.

De acuerdo a la Ley 20.584 sobre Derechos y Deberes del Pacientes, será muy relevante que el prestador tome todas las medidas de seguridad de la información para que la interacción directa entre el médico y beneficiario se realice de forma segura, manteniendo el resguardo y registro de la ficha clínica. Por lo tanto, y lo establece la nueva normativa, el prestador será el responsable de que la atención se realice en un ambiente privado que garantice el máximo resguardo de la confidencialidad del acto médico, siendo Fonasa quien, en sus atribuciones legales, fiscalice en cualquier momento que esto se cumpla.

“Sabemos, y así lo han hecho ver nuestras autoridades sanitarias, que el mejor combate a esta pandemia es procurando la menor cantidad de contacto social. Necesitamos hacer todos los esfuerzos, personales y colectivos, para que esto ocurra. Con este cambio contribuimos a ese objetivo y permitimos que se sigan haciendo los controles necesarios porque todos necesitan seguir con sus tratamientos habituales. Con esta medida podremos ayudar a que disminuya el contacto entre las personas, evitando los traslados y las atenciones presenciales. Estamos en una difícil situación país y debemos trabajar unidos desde todos los frentes” afirma el Director Nacional de Fonasa, Marcelo Mosso.

La normativa estará vigente mientras dure el período de Alerta Sanitaria y nace tras una serie de reuniones y trabajos colaborativos entre el Fondo Nacional de Salud y representantes de Sociedades Científicas y Colegios de Profesionales. Juntos buscamos soluciones para que los pacientes y los especialistas tuvieran continuidad en la resolución de los problemas de salud, a pesar de COVID – 19.

Para que se concreten estas atenciones, habrá que contar con ciertos mínimos indispensables: una ficha médica (que incluso podría ser un audio); que se utilice alguna plataforma tecnológica (el profesional podrá decidir con su paciente la que le sea más simple y fácil para ambos) y muy importante, que la plataforma tecnológica garantice la confidencialidad del acto médico.

Si el doctor debe entregar una receta médica, ésta la podrá enviar digitalmente para que el paciente la imprima o muestre en la farmacia, a excepción de aquellas recetas retenidas que deben seguir siendo emitidas físicamente o con firma electrónica avanzada. Sí es muy importante que el prestador que realice esta modalidad de atención por Fonasa, ya haya estado previamente inscrito para realizar atenciones en la Modalidad Libre Elección, no es necesario una nueva inscripción especial. De hecho, los códigos de atención y aranceles son los mismos.

Sobre la venta de bonos, las autoridades explican: “para realizar estas atenciones se recurre a los mismos bonos de atención que actualmente tenemos y que se pueden adquirir de la forma habitual: a través de la web de Fonasa, llamando al call center para obtener un pre folio, físicamente en nuestras sucursales o de Chile Atiende, método que nosotros recomendamos no utilizar en este tiempo, o mediante soluciones que algunos prestadores grandes están desarrollando para hacer esta compra a distancia”.

 Recuadro

Códigos, aranceles y normativas

En las atenciones que entregan los establecimientos privados en convenio con Fonasa (Modalidad Libre Elección /MLE) las atenciones tienen una codificación con su glosa, un arancel (que se refiere al precio y copago) y una norma técnica (que entrega el marco con la cual ésta se produce). Lo que se flexibilizó o cambió ahora es la norma técnica. En las normas técnicas, se ha ampliado el marco con el cual se puede generar estas atenciones en forma remota como primera atención.

CONSULTAS Y ATENCIONES QUE SE PODRÁN REALIZAR VÍA REMOTA COMO PRIMERA CONSULTA.

  • Consulta médica electiva.
  • Consulta Médica de Especialidad en Dermatología.
  • Consulta Médica de Especialidad en Geriatría.
  • Consulta Médica de Especialidad en Endocrinología Adulto.
  • Consulta Médica de Especialidad en Psiquiatría adultos.
  • Consulta Médica de Especialidad en Psiquiatría pediátrica y de la adolescencia.
  • Consulta Médica de Especialidad en Medicina Familiar.
  • Consulta Médica de Especialidad en Medicina Interna.
  • Consulta Médica de Especialidad en Pediatría.
  • Consulta Médica de Especialidad en Diabetología.
  • Consulta Médica de Especialidad en Genética Clínica.
  • Consulta Médica de Especialidad en Nefrología Adulto.
  • Consulta Médica de Especialidad en Nefrología Pediátrico.
  • Consulta Médica de Especialidad en Radioterapia Oncológica.
  • Consulta Psicólogo clínico.
  • Psicoterapia Individual.
  • Sesión de psicoterapia de pareja (con ambos miembros)
  • Evaluación de voz.
  • Evaluación de habla.
  • Evaluación del lenguaje (incluye voz, habla y aspecto semántico, sintáctico y fonológico, etc.)
  • Rehabilitación de la voz.
  • Rehabilitación del habla y/o del lenguaje (máximo 30 sesiones anuales)
  • Atención Integral de Nutricionista.

ADEMÁS SE AUTORIZAN CONSULTAS DE SEGUIMIENTO Y/O CONTROL, SIEMPRE Y CUANDO EL PROFESIONAL CONOZCA O TENGA ACCESO AL HISTORIAL CLÍNICO DEL PACIENTE, A LAS SIGUIENTES (es decir, una vez que se haya hecho la primera consulta en estas atenciones vía presencial, se pueden realizar estas vía remota)

Consulta Médica de Especialidad en Reumatología.
Consulta Médica de Especialidad en Endocrinología Pediátrica.
Consulta Médica de Especialidad en Neurología Adultos.
Consulta Médica de Especialidad en Oncología Médica.
Consulta Médica de Especialidad en Cardiología.
Consulta Médica de Especialidad en Hematología.
Consulta Médica de Especialidad en Infectología.
Consulta Médica de Especialidad en Inmunología.
Consulta Médica de Especialidad en Medicina Física y Rehabilitación
Consulta Médica de Especialidad en Obstetricia y Ginecología
Consulta Médica de Especialidad en Urología
Consulta Médica de Especialidad en Coloproctología
Consulta Médica de Especialidad en Enfermedades Respiratorias Adulto.
Consulta Médica de Especialidad en Enfermedades Respiratorias Pediátricas.
Consulta Médica de Especialidad en Gastroenterología Adulto.
Consulta Médica de Especialidad en Gastroenterología Pediátrico.
Consulta Médica de Especialidad en Radioterapia Oncológica.

Fuente: https://www.aricaldia.cl/

FONASA FACILITA LA ATENCIÓN REMOTA PARA CERCA DE 40 ATENCIONES: CONSULTAS MÉDICAS, NUTRICIÓN, PSICOLOGÍA, Y FONOAUDIOLOGÍA

La medida regirá para todos los especialistas en Convenio con Fonasa (Modalidad Libre Elección/MLE) y busca minimizar el contacto por las atenciones presenciales.

Consulta de medicina general, 29 de especialidades, más psicoterapia, fonoaudiología y nutrición son a las atenciones que se podrán realizar a distancia usando la tecnología.

Santiago, 29 de marzo de 2020. Dada la Alerta Sanitaria por COVID – 19 y la recomendación de realizar el mayor aislamiento posible entre las personas, Fonasa ha introducido un importante cambio en su normativa con el objeto de facilitar la atención de salud en forma remota o virtual.

Mientras dure la alerta sanitaria, las atenciones para consultas médicas, de psicología, fonoaudiología y nutricionista se podrán realizar de manera remota a través de alguna plataforma o medio digital, y no será necesario realizar la atención de manera presencial.

La nueva norma técnica exigirá al prestador mantener el registro (ficha médica) de la atención en la misma forma que se hace en una consulta presencial, y que se utilice un medio digital que permita la interacción entre el prestador y el paciente en tiempo real, resguardando la privacidad de la consulta. Por lo tanto, prestaciones que podrían verse afectadas en su continuidad dada la actual pandemia que se vive a nivel global, ahora se podrán efectuar en tiempo real, independiente del lugar geográfico donde se encuentre el profesional y su paciente, evitando además la propagación del virus.

Las prestaciones a las que podrán acceder son: consultas médicas generales y de especialidades, de psicología, fonoaudiología y nutricionista.

De acuerdo a la Ley 20.584 sobre Derechos y Deberes del Pacientes, será muy relevante que el prestador tome todas las medidas de seguridad de la información para que la interacción directa entre el médico y beneficiario se realice de forma segura, manteniendo el resguardo y registro de la ficha clínica. Por lo tanto, y lo establece la nueva normativa, el prestador será el responsable de que la atención se realice en un ambiente privado que garantice el máximo resguardo de la confidencialidad del acto médico, siendo Fonasa quien, en sus atribuciones legales, fiscalice en cualquier momento que esto se cumpla.

«Sabemos, y así lo han hecho ver nuestras autoridades sanitarias, que el mejor combate a esta pandemia es procurando la menor cantidad de contacto social. Necesitamos hacer todos los esfuerzos, personales y colectivos, para que esto ocurra. Con este cambio contribuimos a ese objetivo y permitimos que se sigan haciendo los controles necesarios porque todos necesitan seguir con sus tratamientos habituales. Con esta medida podremos ayudar a que disminuya el contacto entre las personas, evitando los traslados y las atenciones presenciales. Estamos en una difícil situación país y debemos trabajar unidos desde todos los frentes» afirma el Director Nacional de Fonasa, Marcelo Mosso.

La normativa estará vigente mientras dure el período de Alerta Sanitaria y nace tras una serie de reuniones y trabajos colaborativos entre el Fondo Nacional de Salud y representantes de Sociedades Científicas y Colegios de Profesionales. Juntos buscamos soluciones para que los pacientes y los especialistas tuvieran continuidad en la resolución de los problemas de salud, a pesar de COVID – 19.

Para que se concreten estas atenciones, habrá que contar con ciertos mínimos indispensables: una ficha médica (que incluso podría ser un audio); que se utilice alguna plataforma tecnológica (el profesional podrá decidir con su paciente la que le sea más simple y fácil para ambos) y muy importante, que la plataforma tecnológica garantice la confidencialidad del acto médico.

Si el doctor debe entregar una receta médica, ésta la podrá enviar digitalmente para que el paciente la imprima o muestre en la farmacia, a excepción de aquellas recetas retenidas que deben seguir siendo emitidas físicamente o con firma electrónica avanzada. Sí es muy importante que el prestador que realice esta modalidad de atención por Fonasa, ya haya estado previamente inscrito para realizar atenciones en la Modalidad Libre Elección, no es necesario una nueva inscripción especial. De hecho, los códigos de atención y aranceles son los mismos.

Sobre la venta de bonos, las autoridades explican: «para realizar estas atenciones se recurre a los mismos bonos de atención que actualmente tenemos y que se pueden adquirir de la forma habitual: a través de la web de Fonasa, llamando al call center para obtener un pre folio, físicamente en nuestras sucursales o de Chile Atiende, método que nosotros recomendamos no utilizar en este tiempo, o mediante soluciones que algunos prestadores grandes están desarrollando para hacer esta compra a distancia».

Recuadro

Códigos, aranceles y normativas

En las atenciones que entregan los establecimientos privados en convenio con Fonasa (Modalidad Libre Elección /MLE) las atenciones tienen una codificación con su glosa, un arancel (que se refiere al precio y copago) y una norma técnica (que entrega el marco con la cual ésta se produce). Lo que se flexibilizó o cambió ahora es la norma técnica. En las normas técnicas, se ha ampliado el marco con el cual se puede generar estas atenciones en forma remota como primera atención.

CONSULTAS Y ATENCIONES QUE SE PODRAN REALIZAR VIA REMOTA COMO PRIMERA CONSULTA.

Consulta médica electiva.

Consulta Médica de Especialidad en Dermatología.

Consulta Médica de Especialidad en Geriatría.

Consulta Médica de Especialidad en Endocrinología Adulto.

Consulta Médica de Especialidad en Psiquiatría adultos.

Consulta Médica de Especialidad en Psiquiatría pediátrica y de la adolescencia.

Consulta Médica de Especialidad en Medicina Familiar.

Consulta Médica de Especialidad en Medicina Interna.

Consulta Médica de Especialidad en Pediatría.

Consulta Médica de Especialidad en Diabetología.

Consulta Médica de Especialidad en Genética Clínica.

Consulta Médica de Especialidad en Nefrología Adulto.

Consulta Médica de Especialidad en Nefrología Pediátrico.

Consulta Médica de Especialidad en Radioterapia Oncológica.

Consulta Psicólogo clínico.

Psicoterapia Individual.

Sesión de psicoterapia de pareja (con ambos miembros)

Evaluación de voz.

Evaluación de habla.

Evaluación del lenguaje (incluye voz, habla y aspecto semántico, sintáctico y fonológico, etc.)

Rehabilitación de la voz.

Rehabilitación del habla y/o del lenguaje (máximo 30 sesiones anuales)

Atención Integral de Nutricionista.

ADEMAS SE AUTORIZAN CONSULTAS DE SEGUIMIENTO Y/O CONTROL, SIEMPRE Y CUANDO EL PROFESIONAL CONOZCA O TENGA ACCESO AL HISTORIAL CLÍNICO DEL PACIENTE, A LAS SIGUIENTES

(es decir, una vez que se haya hecho la primera consulta en estas atenciones vía presencial, se pueden realizar estas vía remota)

Consulta Médica de Especialidad en Reumatología.

Consulta Médica de Especialidad en Endocrinología Pediátrica.

Consulta Médica de Especialidad en Neurología Adultos.

Consulta Médica de Especialidad en Oncología Médica.

Consulta Médica de Especialidad en Cardiología.

Consulta Médica de Especialidad en Hematología.

Consulta Médica de Especialidad en Infectología.

Consulta Médica de Especialidad en Inmunología.

Consulta Médica de Especialidad en Medicina Física y Rehabilitación

Consulta Médica de Especialidad en Obstetricia y Ginecología

Consulta Médica de Especialidad en Urología

Consulta Médica de Especialidad en Coloproctología

Consulta Médica de Especialidad en Enfermedades Respiratorias Adulto.

Consulta Médica de Especialidad en Enfermedades Respiratorias Pediátricas.

Consulta Médica de Especialidad en Gastroenterología Adulto.

Consulta Médica de Especialidad en Gastroenterología Pediátrico.

Consulta Médica de Especialidad en Radioterapia Oncológica.

Fuente: https://www.canaldenoticias.cl/

Apps de rastreo, GPS y límites legales: El debate sobre la privacidad se propaga en Chile

26.03.2020 RECORRIDO POR HOSPITALES DE LA COMUNA DE INDEPENDENCIA, hOSPITAL CLINICO DE LA UNIVERSIDAD DE CHILE ( JJAGUIRRE), HOSPITAL SAN JOSE, Y ROBERTO DEL RIO, UBICADOS EN CERCANIAS DE INDEPENDENCIA, DONDE SE APRECIAN GENTE, SALIENDO Y FUNCIONARIOS DE LA SALUD, TEMATICAS DE GENTE POR TEMA COVID-19 , GENTE COMPRA , SUPERMERCADOS, FILAS, CALLES, ALAMEDA, BICICLETA, JOVENES , EN DIA A DIA DE LOS SANTIAGUINOS, EN COMUNAS DE SANTIAGO, CENTRO FOTOS: PATRICIO FUENTES Y./ LA TERCERA.-
Con casos que ya superan los cuatro dígitos según la autoridad, incidentes como el de la mujer que fue al mall sabiendo que estaba contagiada y la presión de alcaldes por saber quiénes son y dónde están los infectados de sus comunas, la discusión de la reserva de datos vs. la salud pública en el país agrega nuevas variables. En el gobierno podrían aplicar apps de origen surcoreano para trackear y controlar a infectados.

Son un muro de granito en el que se estrellan las demandas de los alcaldes de la zona Oriente de Santiago y de todo aquel que crea que la alarma por la propagación del virus justifica que se pueda saber quiénes son y dónde viven los contagiados en cada comuna. Las leyes 20.584 de Derechos y Deberes del Paciente y 19.628 de Protección de Datos Personales encabezan los argumentos que dan las autoridades del Ministerio de Salud para negarse a vulnerar la reserva que dictamina, por ejemplo, que solo el médico tratante y el personal a cargo pueda conocer la ficha clínica de un enfermo y que ésta debe estar bajo llave.

Es un diálogo de sordos: los jefes comunales insisten en que resguardarán identidades pero que las necesitan para mantener bajo control sus comunas. Pero no es todo.

Con la pandemia creciendo en número de casos, de hospitalizados y decesos, el debate no se cierra y no tiene que ver solo con los jefes comunales. El caso de la mujer que el fin de semana fue al Mall Alto Las Condes sabiendo que estaba contagiada nutrió más la discusión: Integramédica avisó al centro comercial y si no fuera por eso no se habría cerrado el lugar ni activado la alarma. Pero asimismo hay quienes creen que la empresa médica incurrió en una infracción. Por lo mismo, acá la controversia podría pasar a la fase de medidas.

Es lo que trascendió del comité político ampliado de ayer lunes en La Moneda. Allí los presentes -de acuerdo a testimonios, también reservados, del encuentro- conversaron sobre una aplicación o app para celulares de origen surcoreano, que ya estaría en manos del gobierno, y que permite georreferenciar a las personas que están contagiadas y/o en cuarentena, identificarlas con GPS, y así vigilar si salen de sus casas o si ven a alguien más, además de monitorear su estado de salud.

Según esta misma versión, el Ejecutivo podría utilizar esta herramienta contra el COVID-19 en los próximos días. De momento no está claro cuál app es con nombre y apellido, pero en Corea del Sur se logró de alguna forma mantener a raya las tasas de contagio no solamente gracias al alto volumen de exámenes disponibles que permitieron hacer tests masivos, sino que vigilando así a su población.

En China llegaron tanto más lejos como le permite el régimen: allá no se complicaron con el debate de privacidad vs. salud pública. Tampoco en Israel, donde hace un par de semanas anunciaron que recurrirían a métodos de monitoreo que muchos asociaron a sus aparatos de inteligencia.

¿Hasta dónde se puede llegar acá? La pregunta sigue vigente incluso después de que anoche el Minsal por primera vez publicara información más detallada de la que había estado dispuesta a compartir, con cifras desagregadas por comuna, sexo, edad, síntoma, tasa de contagio. No quisieron hacerlo antes, cuentan allá, para proteger a los infectados y sus familias de posibles funas o agresiones. De hecho, no publican los números en comunas con cuatro o menos casos.

El tema está abierto. Mientras el Consejo para la Transparencie prepara un oficio sobre el tema que dará a conocer en los próximos días, en paralelo, en el Congreso los diputados DC Matías WalkerVíctor TorresGabriel Silber y la PS Maya Fernández presentaron un proyecto para normar cómo han de manejar estos datos sensibles y reservados bajo estados de emergencia y excepción constitucional como los que rigen hoy.

Torres, que es médico, cree no es debatible la reserva de datos del paciente ante esta colisión de derechos. “No. Para precisamente evitar este tipo de situaciones, consideramos que la seremi de Salud tiene la obligación de fiscalizar a las personas confinadas en sus domicilios. Y también se le entrega a las fuerzas de orden y seguridad la atribución del manejo de la información para poder garantizar esto. Eso es lo que dice este proyecto, y así no entregar estos datos sensibles sino a quienes tienen el deber y la obligación de fiscalizar. De esa forma no hay una colisión”, explica.

También hace ver que de si georreferenciar los casos se trata, no sería problema. Que se podría hacer sin vulnerar nombres ni direcciones exactas, sino que graficarlos por sectores, barrios o manzanas.

Y ante la consulta de si tampoco en un caso extremo, con una alarma lindando con el pánico se podría relativizar la privacidad de datos personales, contesta que “no hay una verdad impuesta en materia ética” y que “la solución debiera pasar por intentar evitar aquello como sea posible. Si eso no fuera posible, claro, se puede abrir un debate sobre el punto. Pero insisto: tanto la seremi de Salud como las fuerzas de orden y armadas pueden aplicar medidas para confinar enfermos sin exponerlos públicamente”.

Entregar los datos, pero después borrarlos

Felipe Harboe, senador PPD y portaestandarte de legislar sobre la protección de datos personales, no niega que “en épocas de crisis siempre se produce una colisión entre el bien público y la protección de los datos” y que hay formas de correr un poco la cerca pero aun así garantizando la privacidad. Pero se opone tenazmente a compartir esos datos sensibles con autoridades políticas, como los alcaldes.

Según él, en Chile se podrían usar sin dramas apps que han utilizado en otros países para tener trackeados a los enfermos, que permiten incluir sistemas de tratamiento de datos, «pero una vez terminados los procesos, esas bases de datos se destruyen o se devuelven a los titulares”. Para eso, «al contratar el servicio tienes que establecer en las condiciones que los datos que vas a entregarle, que son sensibles, sean tratados por el tiempo que dure la emergencia y después sean devueltos o destruidos”.

Pero no es tan simple y podría ocurrir que no sea entendido por todos de buenas a primeras.

Asegura que en Seúl «se han implementado sistemas sin ningún tipo de consentimiento de los pacientes. Como hay empresas que tienen las bases de datos de las aplicaciones que tienen los celulares, dentro de las cosas que aceptas es que ellos tengan un monitoreo de dónde estás, que te tengan geolocalizado. Estas empresas tienen acceso a esos y el servicio que te venden es que una vez que tengas testeados e identificados a los infectados, te dicen con quiénes ha estado en los últimos 15 días, trackeando el teléfono”.

“Esos datos se lo entregan a la autoridad, la autoridad llama a estas personas”, agrega. De hacerse acá, «lo que debiera ocurrir es que si el Minsal contratara un servicio como éste debiera establecer en las condiciones que esa data de los infectados que entrega es solo para ese efecto y que terminada la emergencia, se destruye”.

¿Inconvenientes? Sostiene que «no hay problema porque las personas dan su consentimiento al momento de usar las apps. Lo que pasa es que en Chile no existe una ley de protección de datos adecuada. Ahora, en rigor, tú ya diste tu consentimiento, pero se lo diste a la app de Instagram o Facebook, no para que esa app le venda tus datos a terceros. Pero como nadie se lee los contratos…”

El nombre sigue siendo la frontera

¿Puede la autoridad sanitaria compartir más información todavía, más allá de cifras por comunas y los datos conocidos hasta ahora? María Paz Canales, abogada y directora ejecutiva de Derechos Digitales, sostiene que «si en un determinado momento se necesitara establecer regulaciones específicas para poder entregar de manera más desagregada información, se requeriría de una normativa específica que lo regulara, y que estableciera los controles, resguardos y límites en los que se pudiera usar esa información. Pero con la normativa hoy vigente eso no es posible”.

Y acá, volvemos al principio. “No es posible revelar la identidad o información más desagregada que esa que permitiera individualizar a quienes son portadores del COVID-19. Sería una infracción de la normativa sanitaria que establece la confidencialidad de los diagnósticos, y además sería una infracción a la ley 19.628 de protección de datos personales, que establece que datos de salud son sensibles y solo pueden ser entregados por autorización expresa de sus titulares o cuando exista un ley que así lo disponga», dice.

E insiste: «Ni aun con la emergencia ni excepción constitucional existe una autorización para poder pasar a llevar esa garantía de confidencialidad”.

Jorge Jaraquemada, presidente del consejo directivo del Consejo para la Transparencia recalca el mismo punto, que “se puede comunicar toda aquella información que no identifique ni haga identificable a una persona en particular”. Y sobre “el control y regulación de la pandemia vía rastro GPS como se hace en Corea, por ejemplo, depende de quién realice el tratamiento. En Chile, solo la autoridad sanitaria podría realizarlo de acuerdo a la ley”.

Retomando el caso de la mujer que fue contagiada al mall, Harboe hace ver que “el gobierno se querelló contra la señora, pero también se puede actuar contra Integramédica, porque no tiene ningún derecho de informar de la condición de esta paciente. Esto es súper impopular, pero no hay ninguna ley que lo habilite para revelar una información tan sensible. Si se lo dijo al Jumbo, ¿a cuántas más personas se lo dijo?”, se pregunta.

Fuente: https://www.latercera.com/

Parir con COVID-19: Mujer da a luz en Clínica Dávila y pone a prueba protocolo del Minsal

El establecimiento con sede en Recoleta es el primero que se conoce con registro de parto de una mujer contagiada por el virus. Otros, como el Hospital San José, han atendido mujeres embarazadas con sospecha de contagio. Si bien no hay evidencias de transmisión de madre a hijo, el Minsal ha definido unas pautas de actuación para proteger a las personas gestantes que necesitan atenderse en plena cuarentena.

El 18 de marzo, las subsecretarías de Salud Pública y de Redes Asistenciales del Minsal publicaron un protocolo de actuación para las mujeres embarazadas con resultado positivo por coronaviurs o sospechosas de ello. El documento –Protocolo de manejo de casos SARS-COV-2 (covid-19) en gestantes, puérperas y/o diadas– deja en claro que no existe evidencia científica de transmisión vertical –de madre a hijo– durante el embarazo. Así lo establece, también, la Organización Mundial de la Salud (OMS). Sin embargo, según publicó recientemente la revista científica JAMA, eso ya no puede asegurarse. Dos estudios realizados en China a 33 mujeres embarazadas y enfermas de COVID-19 revelan que tres de ellas dieron a luz a bebés contagiados con el virus. Los tres, con neumonia, sobrevivieron después del tratamiento.

El protocolo también advierte que “las mujeres embarazadas podrían tener un mayor riesgo de enfermedad, morbilidad o mortalidad severas” en comparación con la población general, “debido a los cambios fisiológicos propios de la gestación”. Además, alerta que en algunas embarazadas positivas para COVID-19 se han reportado casos de partos prematuros, aunque –precisa– “no está claro que estos, sean producto de la infección materna por dicho virus”.

En términos generales, el Minsal recomienda aplicar a las mujeres gestantes o puérperas con sospecha de COVID-19 un enfoque de prevención, evaluación, diagnóstico y tratamiento “similar” al que se aplica al resto de la población, pero especifica algunas medidas particulares para la atención durante el trabajo de parto y el parto. Por ejemplo, indica que el tipo de parto sea “según preferencia de la mujer cuando las condiciones materno-fetales lo permitan”, sin priorizar la cesárea en el parto, y que se mantenga el acompañamiento de un familiar durante el trabajo de parto. Sugiere también reducir al mínimo el uso de anestesia general o de óxido nitroso (alternativa para aliviar el dolor), “dado que existe el riesgo de mayor aerosolización y propagación del virus”. Durante el parto, la autoridad sanitaria aconseja a obstetras y matronas realizar una “ligadura precoz del cordón umbilical” y evitar el contacto piel con piel entre la madre y el recién nacido.

Según ha podido confirmar El Desconcierto, el parto que tuvo lugar en la Clínica Dávila se hizo por cesárea, aunque no se ha podido esclarecer si esa intervención se definió por tratarse de una paciente con COVID-19 positivo o bien por otras razones. Desde la Clínica Dávila se han negado a responder las preguntas de este medio y se han limitado a señalar que “los protocolos y procedimientos relacionados con este caso se llevaron a cabo bajo estricto cumplimiento de los normas del Ministerio de Salud y las guías clínicas establecidas por la institución, que incluye el consentimiento firmado por la paciente”.

“Todo el hospital hablaba de que había una embarazada con coronavirus

En el Hospital San José, en tanto, las alarmas se dispararon el día 25, cuando una mujer de 26 años y con 35 semanas de gestación ingresó al área de Urgencias Ginecológicas. “Fui a mi control ginecológico semanal y la doctora me mandó a Urgencias por estar resfriada. Me dijo: ‘¿Cómo usted se anda paseando con el coronavirus?’”, explica la mujer a este medio. “Yo traté de explicarle que me resfrié porque me quedé dormida con el ventilador prendido, pero ella no escuchó mis razones”, añade.

La joven, que además sufre hipertensión crónica y diabetes gestacional, cuenta que nadie le preguntó si había mantenido contacto con personas contagiadas, como indica el protocolo, pero aún así fue aislada automáticamente desde las 09:30 hasta las 18:00 horas.

“Me tuvieron ocho horas sin comida ni agua, con un suero sí, pero abandonada totalmente en una sala”, se queja. Dice que en todo este rato, pasó una sola funcionaria, a las 12:25 horas, a tomarle muestras de sangre, la temperatura, la presión arterial y a hacerle el test PCR del coronavirus. La mujer lamenta que no pudo comunicarse con nadie de su familia y que tampoco le permitieron verse con su madre, quien la acompañó en la visita.

“Cuando mi mamá se acercó a preguntar por mí, todo el hospital ya hablaba de que había una embarazada que estaba con coronavirus. Les faltó ponerlo en el altoparlante. Antes de tener el resultado del test ya dieron por sentado que estaba con el virus”, critica la paciente.

El documento del Minsal establece que en caso sintomatología o factores de riesgo en una usuaria, se debe activar inmediatamente el protocolo. Dice que debe “minimizarse su permanencia en el mismo espacio con otros pacientes” y que la paciente debe “disponer de un box individualizado y adaptado, con el fin de disminuir la posibilidad de contagio a otras gestantes”.

El Ministerio es enfático en que se debe “realizar la espera con medidas de aislamiento”, como se aplicaron a la mujer. Sin embargo, para la paciente del Hospital San José las horas que pasó apartada fueron un “abandono total de las matronas”, “un mal rato” que tuvo que vivir sin entender –hasta hoy– “por qué la aislaron si no había ningún test positivo”. Sus sensación fue que “no sabían qué hacer” con ella porque “no estaban preparados”.

A las 18 horas, la mujer fue trasladada a la unidad de alto riesgo obstétrico del establecimiento, en el 4º piso. “Me quería ir y empecé a gritar y a sacarme la vía. Entonces llegaron los médicos y me cambiaron de lugar”, relata. La ingresaron en una sala, aislada también, pero con baño y “mejores condiciones”. A las 2 de la madrugada le informaron de que su examen había dado negativo. Al día siguiente fue dada de alta, no sin antes manifestar su disconformidad con la forma en que se abordó su caso.

Un protocolo “improvisado”

El Colegio de Matrones y Matronas de la Región Metropolitana ha detectado una aplicación “poco clara” del protocolo del Minsal. El caso del Hospital San José es un ejemplo de ello: la paciente se sintió abandonada por el personal sanitario, pero los profesionales aplicaron el aislamiento, tal y como exige la pauta ministerial.

“Este protocolo se sacó de forma muy improvisada, para responder de un día para otro [a la emergencia], pero no se aplica a las realidades locales de cada uno de los establecimientos de salud”, apunta Katiuska Rojas, presidenta regional del gremio. “Estamos viendo a equipos ideárselas para elaborar flujos y protocolos internos que hagan que los equipos funcionen, de acuerdo a las condiciones y elementos de seguridad de los que disponen”, agrega la matrona.

La dirigenta critica que no hay disponibilidad de material de seguridad (mascarillas, guantes, antiparras, etc.) para todos los profesionales: “Eso hace que haya más angustia a la hora de llevar a cabo los protocolos y que no los podamos implementar”, expone.

“La lactancia directa no está contraindicada, si tomamos todos los elementos de protección (mascarillas, guantes, antiparras…) para las pacientes con COVID-19 positivo”, contradice Rojas.

Sin embargo, más allá de la recomendación estándar, el protocolo deja claro que si la madre, “a pesar de lo indicado”, decide hacer contacto piel a piel, “lo hará con mascarilla y lavado estricto de manos”. Además, en la ficha clínica quedará registrada la información entregada por el equipo de neonatología y la decisión de la mujer.

Katiuska Rojas insiste que en esta fase de la epidemia es imprescindible que las mujeres embarazadas no salgan de casa para prevenir cualquier tipo de enfermedad. Solo si se detecta un aumento de la temperatura por encima de los 38 grados o malestar “muy grave”, es recomendable acudir a un centro médico. Por eso, insta a alcaldes para que en sus municipios “puedan desplegar con mayor fuerza” a los profesionales de salud, especialmente a las matronas, para que puedan visitar a las mujeres gestantes y pérperas y seguir sus controles pre y postnatales.

Desde el Colegio de Matrones y Matronas de la RM se ha puesto a disposición una red de matronas voluntarias que hace atención online por videollamada cada jueves a las mujeres que tengan dudas y necesiten ayuda y orientación en tiempos de coronavirus.

Fuente: https://www.eldesconcierto.cl/